19 grados y soleado. La XXIII carrera popular de La Melonera se ha desarrollado esta mañana en las mejores condiciones para celebrar un domingo festivo y por el deporte en el que han participado más de 900 inscritos.

Test de claidad del sueño

La Melonera es una de las carreras clásicas y con más historia de Madrid, con casi un cuarto de siglo de tradición y que se caracteriza por ofrecer a todos los corredores y acompañantes la degustación de una buena rodaja de melón a la llegada a la meta. Además, todos los corredores han conseguido como regalo una camiseta técnica diseñada para la ocasión.

La competición de 10 kilómetros, ha empezado a las 9:30 horas en la Junta Municipal del distrito y ha pasado por Chopera, Embajadores, Acacias, Imperial y Madrid Río hasta volver a llegar a la Casa del Reloj. El ganador absoluto de la prueba lo hacía en apenas 28 minutos.

A las 11:00 horas y una vez terminada entregados los trofeos de la prueba por parte de la concejala-presidenta del distrito, Rommy Arce Legua, se celebraban las carreras infantiles, cuya inscripción gratuita se realizaba en el momento y en el propio recinto.

Los más jóvenes competían en diversas categorías que iban desde los 6 hasta los 15 años con recorridos de 150 metros a 2 kilómetros. Estaba previsto que todos ellos y ellas obtuvieron medalla, aunque las inscripciones han superado las 200 plazas que había previstas para las pruebas infantiles.

La organización ha sido novedad este año, ya que se ha coorganizado por la Junta de distrito junto al club de triatlón Triboost (www.triboost.club), asociación deportiva de triatlón, running y natación ubicada en propio distrito de Arganzuela con la que la Junta contactó tras conocer que El Corte Inglés se retiraba como organizador con el fin de evitar la desaparición de la histórica carrera. También se ha contado con la colaboración de Ecosecha, que ha facilitado melones de proximidad y ecológicos al finalizar la competición.