El delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Madrid, Pablo Soto, ha participado esta semana en el Foro Global 2018 sobre Democracia Directa Moderna que ha tenido lugar en Roma.

Junto a representantes de Barcelona, Ginebra, Roma, Seúl, la ciudad taiwanesa de Taichung y Viena, el concejal del Ayuntamiento de Madrid ha defendido que “votar una vez cada cuatro años no es justo” y que la democracia significa que la ciudadanía sea la que tome las decisiones.

En la mesa redonda “Mejor gobernanza democrática local del mundo”, Soto ha explicado que la plataforma de participación ciudadana Decide Madrid nació en 2015, inspirada por experiencias de democracia directa de Suiza y Porto Alegre, y desde entonces “ha permitido llevar a cabo procesos de democracia directa como los presupuestos participativos y consultas ciudadanas, entre otros”.

Asimismo, el delegado ha destacado la extensión del software libre y gratuito de participación creado por el ayuntamiento a otras ciudades como Turín, París, Buenos Aires e incluso al Estado de Uruguay, cuyas instituciones han adaptado la plataforma a sus propios procesos de democracia directa. También ha subrayado que el consistorio ha recibido el  Premio al Servicio Público de la ONU 2018 por Decide Madrid.