La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado esta mañana la mayor inversión económica hasta el momento en la lucha contra la violencia de género, más de siete millones de euros (7.063.003 euros).

Un dinero que permitirá mejorar la red de Centros de Emergencia para mujeres víctimas de la violencia de género en pareja y expareja y sus hijas e hijos, dependientes del Área de Políticas de Género y Diversidad. Esta partida presupuestaria implica un incremento del 143% respecto a 2013, que fue de 2.908.416,10 euros.

Esta decisión del Gobierno municipal del Ayuntamiento de Madrid “forma parte de sus prioridades de gestión. Una prioridad que se ve además reforzada por el incremento de la violencia machista en los últimos meses”, exponen.

Hasta este viernes, 27 de septiembre de 2018, el número de mujeres asesinadas en España se eleva a 38 (contando con la víctima de violencia de género de hoy en Málaga), y a tres menores. En Madrid, a fecha de hoy han asesinado a tres mujeres. En el 2017, el número de víctimas se situó en 51 mujeres y ocho menores, y en Madrid, murieron 4 mujeres y un menor. En total, desde 2003, cuando se empezaron a contabilizar, van 962 mujeres.

Más plazas y más equipo profesional

Los cuatro centros de emergencia del Ayuntamiento de Madrid son recursos esenciales para la seguridad de mujeres en situación de riesgo, así como para sus hijas e hijos. Por ello, las mejoras implican un aumento del número de plazas, que pasan de 66 a 76. E igualmente más recursos humanos para atender a las víctimas de la violencia machista, con la incorporación de 21 profesionales.

Cabe destacar la creación de nuevos puestos de trabajo muy especializados como las asesoras jurídicas y las psicólogas infantiles, figuras que antes no existían en estos centros. También se han ampliado el número de educadoras/es sociales y de auxiliares administrativos y el horario de atención de las psicólogas.

El nuevo contrato aprobado tendrá una duración de dos años e incorpora novedades como que en los criterios de adjudicación, cobran peso la calidad técnica del proyecto (50%) y aspectos de carácter social (mejora de las condiciones salariales del personal, formación, conciliación y accesibilidad, que suman en total 30% de la puntuación) frente a la oferta económica (20%).

Garantía y calidad de los inmuebles

Otra novedad es la valoración respecto a la concurrencia y garantía de calidad de los inmuebles. En el contrato figura la incorporación a los costes de gestión del importe requerido para el alquiler del espacio donde se alojan los distintos centros de emergencia, con el objeto de favorecer la concurrencia dando cabida a entidades que puedan no disponer de un espacio en propiedad.

Esta estimación se ha efectuado con base en el precio medio del alquiler durante el cuarto trimestre de 2017 en el distrito más caro de los comprendidos en cada una de las cuatro zonas definidas para la distribución geográfica de los centros y considerando la superficie mínima exigida para cada uno de los centros en el pliego de prescripciones técnicas.

La mejora de los equipos profesionales, así como sus condiciones laborales, y una mayor y mejor cualificación del equipo profesional, otras de las valoraciones importantes.