La grúa podrá retirar vehículos sin la presencia de un agente de la Policía Municipal de Madrid

El proyecto de ordenanza también contempla que el conductor podrá retirar su vehículo in situ cuando aún no haya sido retirado por la grúa, para lo que deberá recibir la notificación de la denuncia y pagar las tasas, para estos casos sí deberá personarse un agente de la autoridad.

El proyecto de ordenanza de movilidad sostenible del Ayuntamiento de Madrid, pendiente de aprobar, contempla la posibilidad de que los agentes de la autoridad, mediante orden remota, ordenen la retirada de un vehículo, sin que sea necesaria la presencia física del agente, lo que hará que los trabajadores de la grúa tengan que proceder a la retirada de los vehículos sin la presencia física del agente de la autoridad.

Según el sindicato CCOO, “esto pone a los pies de los caballos al trabajador o trabajadora de la grúa. Así, deberán enfrentarse a un sinfín de situaciones en absoluta soledad y sin la vigilancia del agente de la autoridad, que es el responsable de la decisión de la retirada del vehículo”.

Pero además, el proyecto de ordenanza también contempla que el conductor podrá retirar su vehículo in situ cuando aún no haya sido retirado por la grúa, para lo que deberá recibir la notificación de la denuncia y pagar las tasas, para estos casos sí deberá personarse un agente de la autoridad.

“¿Pero qué ocurrirá desde que llega la grúa hasta que se presente el agente de la autoridad? ¿Debe encargarse el trabajador de la grúa de mantener inmovilizado el vehículo en presencia del conductor hasta que se persone el agente?”, se preguntan desde CCOO.

Inciden en que “si ya las actuaciones de retirada de vehículos son situaciones conflictivas en las que los trabajadores de la grúa, en presencia del agente de la autoridad, son el centro de la descarga de la ira de algunos conductores, ¿cómo no será a partir de ahora, cuando el trabajador se encuentre desprotegido?. Este sistema pretende convertir al personal del servicio de retirada de vehículos en una especie de policía sin ser agentes de la autoridad, dejándolos en el mayor desamparo”.

CCOO ya se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Madrid y con partidos políticos, con el fin de que “recapaciten y no lleven adelante, en este punto, la ordenanza. De no ser escuchados, en unos días, se emprenderán las acciones necesarias, tales como movilizaciones, concentraciones e incluso la huelga, con el fin de hacer oír el muy grave problema que puede venírseles encima a los y las trabajadores”.

Además, el sindicato recuerda que “casos similares ya se dieron en otros servicios, como en el de Sevilla, y los tribunales anularon estos artículos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *