Anoche en el pórtico de la entrada principal del Cementerio de la Almudena sonaron Haydn, Beethoven y Shostakóvich a través de las cuerdas del Cuarteto Casals. Un escenario especialmente pensado para la escucha de estas piezas, recibía a las 21 horas una propuesta más de Veranos de la Villa, en colaboración con la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios de Madrid.

Test de claidad del sueño

Una hora antes acogía ‘Dibuja el Verano’, la inicitiva del festival comisariada por Enrique Flores que anima a los amantes de la ilustración a practicar el dibujo libre a tiempo real.

El muy premiado Cuarteto Casals (entre otros, Premio Nacional de Música en 2006) celebró el año pasado su 20 aniversario. Formado por los hermanos barceloneses Abel (primer violín) y Arnau Tomàs (violonchelo), la madrileña Vera Martínez Mehner (segundo violín) y el estadounidense Jonathan Brown (viola), se ha presentado en los auditorios más prestigiosos del mundo y ha recibido magníficas críticas a lo largo de su carrera.

Ha desarrollado también una importante producción discográfica, en la que destaca la grabación en directo de la integral de los cuartetos de Schubert y su actual proyecto de grabación de la integral de los cuartetos de Beethoven.

Tras el Cuarteto en fa menor, op. 20, nº 5 de Haydn; el Cuarteto nº 6 en si bemol mayor, op. 18 de  L. van Beethoven: Cuarteto n.º 8 en do menor, op. 110 y de D. Shostakóvich, llegaron los aplausos del público y el bis solicitado con La canción del molinero, de El sombrero de tres picos. de Manuel de Falla.