El Canal de Isabel II retiró en 2017 más de 28.000 toneladas de residuos sólidos de sus depuradoras

El Canal de Isabel II retiró de sus depuradoras 28.433 toneladas de residuos sólidos a lo largo del año pasado. Se trata de residuos que en ningún caso deberían circular por la red de saneamiento.

Además de las conocidas toallitas húmedas, llegan diariamente determinados productos que se tiran al inodoro, como toallitas, bastoncillos, artículos de higiene femenina o incluso el propio pelo, que no solo suponen un grave problema operativo y económico, sino que también pueden causar importantes daños medioambientales.

El dato, tal y como ha explicado esta mañana el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, durante su visita a la EDAR Arroyo Culebro Cuenca Media-Alta, muestra un cambio de tendencia, ya que se había observado un aumento continuado de este tipo de residuos en las EDAR y por primera vez en los últimos años ha descendido; en concreto, en 2016 se recogieron 32.244 toneladas de estos residuos, un 12 % más que en el año siguiente.

En esta instalación, el vicepresidente ha podido comprobar no sólo cómo se eliminan este tipo de residuos, en la fase de pretratamiento, sino cómo se tratan las aguas residuales para devolverlas a los ríos con la mejor calidad posible.

Toallitas húmedas: un problema que se contiene, pero continúa presente

En el verano de 2016, y tras comprobar que desde 2010 se había producido un incremento del 2 % en la recogida de estos residuos, Canal de Isabel II lanzó una campaña informativa con la que trataba de concienciar a los ciudadanos para que evitasen realizar estos vertidos en los inodoros de sus casas, y, en su lugar, los depositasen en la basura.

Este hábito puede llegar a producir serios daños no solo en instalaciones interiores y en infraestructuras hidráulicas, sino, por supuesto, en el medio ambiente, ya que las bombas que impulsan el agua residual dentro de las depuradoras pueden dejar de funcionar y, en un caso extremo, la planta podría llegar a quedar, incluso, inoperativa.

Compromiso estratégico con la depuración y el cuidado de los ríos

El Canal, en su Plan Estratégico 2018-2030, incluye, bajo la línea estratégica de impulso de la calidad ambiental, un plan de excelencia en depuración, ‘Nuestros ríos sanos’, con el que se situará más allá del cumplimiento legal en su compromiso con el medioambiente y realizará actuaciones como programas de modelización de EDAR, de mejora en de la calidad de los vertidos o un plan de mejora del control de vertidos industriales a la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *