El Museo del Ferrocarril de Madrid celebra el 75º aniversario de Talgo

  • Hace 75 años el ingeniero Alejandro Goicoechea y el empresario José Luis de Oriol lanzaron un proyecto pionero que revolucionaba el ferrocarril en España: el Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol que se convertiría en el acrónimo TALGO y que dio nombre a la compañía.
  • Una pequeña exposición divulgativa con fotografías, maquetas y material publicitario recorre la evolución de la compañía desde 1942 hasta la actualidad.
  • El pasado 30 de junio se presentó el libro que acompaña a la muestra, ‘Talgo, 75 años de espíritu innovador’, escrito por Manuel Galán Eruste, José Luis López Gómez y Miguel Cano Luzzatti.
  • Se están realizando diferentes actuaciones en el interior y exterior del Talgo II con el fin de mejorar la estética, información y accesibilidad de este vehículo histórico.

En octubre de 2017 se cumplieron 75 años de la creación de la compañía ferroviaria Talgo y durante el presente año, el Museo del Ferrocarril de Madrid está desarrollando diferentes acciones de difusión con el objetivo de dar a conocer la historia de esta empresa española, cuya aparición significó una auténtica revolución en el transporte ferroviario.

Hasta el próximo 31 de diciembre el museo acoge la exposición divulgativa ‘Talgo, 75 años de espíritu innovador’. La muestra, organizada por Talgo, recorre la evolución de la compañía desde los primeros ensayos de las estructuras triangulares ideadas por Alejandro Goicoechea y la presentación en 1942 del primer prototipo Talgo I que alcanzaba los 135 km/h en pruebas, hasta el día de hoy, en que Patentes Talgo es la empresa líder del sector ferroviario español, con presencia industrial internacional y reconocida a nivel mundial por su tecnología y capacidad de innovación.

En la exposición se destaca el papel innovador y vanguardista de la tecnología española de la compañía en el diseño y fabricación de trenes de pasajeros y de material ferroviario de larga distancia. Los principales hitos tecnológicos comenzaron con las composiciones de coches cortos, de aluminio y más bajos que los tradicionales; siguieron con la incorporación del ‘ancho variable’ a su sistema de rodadura, y continúan con la última generación de trenes de alta velocidad.

Los trenes Talgo se concibieron desde el principio con el objetivo de mejorar la seguridad, la sostenibilidad, la calidad, el confort de los viajeros, los tiempos de recorrido y la eficiencia operativa y económica de la explotación. Hoy en día Talgo es símbolo de españolidad, innovación, futuro, sostenibilidad, velocidad, comodidad e internacionalización.

La muestra se complementa con maquetas de trenes Talgo, documentación perteneciente a los fondos de la Biblioteca del Museo y vídeos sobre la historia de la compañía.

Como complemento a la exposición y con la presencia del presidente de Talgo, Carlos Palacio Oriol, el pasado 30 de junio el museo acogió la presentación del libro ‘Talgo, 75 años de espíritu innovador – Talgo, 75 years driven by the spirit of innovation’, una edición bilingüe de Maquetren y cuyos autores son Manuel Galán Eruste, José Luis López Gómez y Miguel Cano Luzzatti.

Desde las primeras ideas del ingeniero Alejandro Goicoechea y el Talgo I hasta el tren Avril, último desarrollo de la empresa, el texto recoge las vicisitudes por las que Talgo ha pasado a lo largo de sus 75 años de historia. Con 256 páginas y más de 200 fotografías, el libro se plantea como un homenaje y reconocimiento a la labor realizada por los miles de personas que han trabajado y trabajan en Talgo y que han hecho posible el desarrollo de estos trenes que, desde 1942 hasta nuestros días, han revolucionado la historia del ferrocarril.

El Talgo II

En el marco de los actos de celebración y con el patrocinio de Talgo, también se están llevando a cabo importantes intervenciones en el Talgo II, un vehículo histórico que forma parte de la colección permanente del museo.

Entre las diferentes actuaciones realizadas destaca la elaboración de una nueva cartela informativa sobre la pieza, la reparación exterior de chapa y pintura, la confección e instalación de los reposacabezas de color blanco que las butacas llevaban en origen o la incorporación de cortinas en el coche de 2ª clase y en el coche observatorio.

En cuanto a las actuaciones pendientes, está proyectada la apertura de nuevos espacios expositivos del vehículo, como los furgones de equipajes o la cabina de la locomotora- con el fin de que sean visitables-, la climatización y la visibilidad de cocina y aseos desde el exterior.

La locomotora diésel Talgo 2T ‘Virgen de Aránzazu’ forma un conjunto indeformable e irreversible con el Talgo II, por lo que sólo tiene una cabina de conducción. La composición expuesta en el museo, además de la citada locomotora, consta de un remolque de cola (observatorio o salón-mirador), un remolque de 2ª clase con 20 asientos, un remolque “mixto” (cocina, departamento auxiliar y aseos) y dos remolques furgón. Su valor histórico y patrimonial es incuestionable ya que se trata de un material original construido en Estados Unidos en 1949.

La inauguración del servicio comercial de Talgo II se inició en julio de 1950 en el trayecto Madrid-Irún. La revolución de Talgo combinaba tres innovaciones fundamentales: la rodadura guiada, la composición articulada y la ligereza de su carrozado de aluminio.

Además, fue también revolucionario en el servicio que prestaba a los pasajeros con un novedoso diseño y un nuevo concepto del confort, como puertas de acceso a la altura de los andenes, butacas anatómicas y reclinables, aire acondicionado, servicio de comidas a los pasajeros en sus propios asientos o ventanas panorámicas.

Sobre Talgo

Talgo S.A., es la compañía líder en diseño, fabricación y mantenimiento de trenes ligeros de alta velocidad con presencia industrial en siete países: España, Alemania, Kazajistán, Uzbekistán, Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos. La Compañía es reconocida a nivel mundial por su capacidad de innovación, tecnología única distintiva y fiabilidad. Talgo es el principal suministrador de trenes de alta velocidad de Renfe y suministrador de trenes en el proyecto de alta velocidad para la línea ferroviaria “Haramain” entre La Meca y Medina en Arabia Saudí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *