El Grupo Municipal Ahora Madrid junto con el Grupo Municipal del PSOE han presentado al Pleno del Ayuntamiento por la vía de urgencia una moción en la que se insta al Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) a revisar la actual forma de organización del servicio de conservación de las infraestructuras viarias, con el objetivo de adaptarla al nuevo marco competencial, aprobado por la Junta de Gobierno en su sesión de 19 de julio de 2018.

En la práctica, con esta moción se propone que la organización del servicio de conservación de vías públicas prestado actualmente a través de DUS, se desconcentre para otorgar mayor protagonismo a los distritos. Con ello se pretende que las actuaciones en materia de conservación viaria respondan más eficazmente a las demandas vecinales, dado que son los distritos quienes mejor conocen las necesidades planteadas en los mismos.

Para llevar a cabo estos cambios será necesario revisar la actual organización del servicio de conservación de vías públicas, que se viene realizando a través de un contrato integral de gestión, adjudicado a Dragados, S.A. desde 2013.

Un contrato que no prevé mecanismos que permitan priorizar las actuaciones de conservación en función de las demandas sociales, ni dar cabida a nuevas actuaciones surgidas de los procesos de participación ciudadana, lo que limita notablemente las posibilidades para satisfacer dichas demandas. Con su revisión se pretende asegurar “tanto la eficacia de la acción municipal como corregir desequilibrios entre los diferentes barrios de la ciudad”.

Con este cambio competencial y de organización se pretende también “mejorar la calidad del servicio en lo relativo a los requerimientos referidos a ruido, contaminación o a la implantación de la bicicleta como medio de transporte alternativo. Hay que tener en cuenta que regulaciones medioambientales en materia de contaminación atmosférica y acústica, o la seguridad vial, exigen una elevación del nivel de calidad del estado de los pavimentos. Algo que no es posible en el marco del actual contrato debido a la excesiva rigidez presupuestaria del mismo”.

Descentralización

El marco del actual contrato de conservación de vías públicas limita el papel de los distritos a recoger y transmitir quejas, reclamaciones o sugerencias del ámbito vecinal. Sin embargo, “son los distritos los que mejor conocen las necesidades de los barrios. Por eso, con la descentralización propuesta se podrían resolver más eficazmente, por ejemplo, los problemas que afectan a tal viario secundario. Y al mismo tiempo se ponen en valor a las asociaciones vecinales y Foros Locales de los Distritos, que realmente ocupan un papel protagonista en la gestión de la Ciudad”.

Esta propuesta se inserta plenamente en la línea de actuación impulsada por el Ayuntamiento de Madrid, que ha venido adoptando acuerdos de desconcentración paulatina de determinadas competencias en los Distritos sobre materias que, hasta la fecha, se venían desempeñando por otras Áreas de Gobierno.