Cercanías Madrid pone en marcha una prueba piloto en la C5 para reducir la temperatura en los trenes

La colocación de vinilos en el exterior de las ventanas permite bajar la temperatura interior hasta en un 30%. Se consigue mejorar el confort de los viajeros y el funcionamiento del aire acondicionado, con el consiguiente ahorro energético.

Cercanías Madrid está desarrollando un proyecto y prototipos encaminados a la mejora de la eficiencia energética del material rodante para hacer frente a las altas temperaturas del verano. Renfe está instalando láminas de control solar en las lunas de 66 unidades de trenes de la serie 446, que circulan en la línea C5 Móstoles El Soto-Fuenlabrada/Humanes.

Se trata de una prueba piloto para reducir la temperatura dentro de los convoys de cara a los meses de verano, que es cuando más incide el sol en los trenes, sobre todo, teniendo en cuenta que gran parte del recorrido que realizan éstos es en el exterior, fuera de túneles, donde las temperaturas en época estival superan los 35 grados.

Estas láminas de control solar están instaladas ya en 15 trenes que actualmente circulan por la C5 y se sigue trabajando en su instalación en los talleres de Renfe en Humanes para que un total de 66 unidades de 446 cuenten con esta instalación antes de la primera quincena de julio.

Las láminas se instalan en el exterior de los cristales de los coches consiguiendo que las ondas calóricas entren con menor intensidad dentro del tren y consiguiendo rebajar la temperatura interior en un 30%, en valores extremos. Se está comprobando, además, que a mayor temperatura exterior, más bajada de temperatura interior. Su funcionamiento consiste en un rechazo de la radiación solar en un 60% y una reducción de los rayos infrarrojos del 97%.

También está en circulación en la C5 una unidad 446 a la que, además de instalarla estos vinilos, se le ha pintado el techo con pintura blanca anticalórica, que refleja los rayos UVA y reduce aún más la temperatura interior del coche de viajeros, proporcionando todavía mejores niveles de confort de los usuarios, además de aumentar la fiabilidad de los equipos de aire acondicionado. En este prototipo con ‘techo solar’ la temperatura interior se ha reducido hasta en 10 grados, en relación a la temperatura exterior.

Estas iniciativas presentan varias ventajas: la mejora del confort de los viajeros durante el tiempo de viaje, la mejora del funcionamiento del aire acondicionado del tren, la reducción del consumo energético y, por ello, la reducción de las emisiones asociadas al consumo energético. Tras esta prueba piloto se prevé instalar en un futuro estas láminas en el resto de la flota de trenes de Cercanías Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *