La Intervención General del Ayuntamiento de Madrid ha presentado hoy a varias decenas de interventores y tesoreros locales, entre ellos varios de las principales ciudades de España, su nuevo modelo de control interno de la gestión económico-financiera de la entidad y de sus entes dependientes.

Este modelo, que según sus promotores coloca al Ayuntamiento de Madrid “en la vanguardia del sector público en esta materia”, fue aprobado por el Pleno municipal el pasado 27 de junio. La alcaldesa, Manuela Carmena, ha tenido un breve encuentro con los participantes en la jornada de trabajo, organizada por el BBVA, visibilizando así su compromiso en que el dinero de los ciudadanos se gaste de forma eficiente y transparente.

A lo largo de la mañana, los asistentes han analizado, entre otros temas, la mejora del control interno, así como los problemas existentes en la gestión financiera del sector público local.

Con la aprobación de este mecanismo, el Consistorio madrileño “fortalece la supervisión de todos sus entes dependientes y moderniza los procedimientos de control interno sobre la actividad económica”.