SATSE denuncia la “saturación” de las Urgencias del Gregorio Marañón: deshidrataciones, caídas y síncopes

  • Deshidrataciones severas, caídas, síncopes,… son algunas de las patologías que han tenido que atenderse este fin de semana en unas condiciones que SATSE Madrid ha calificado de “precarias”.
  • SATSE Madrid denuncia “el nulo interés de la Gerencia del Hospital Gregorio Marañón por solucionar los numerosos problemas que atraviesan las Urgencias: No hay suficientes profesionales de enfermería, falta material y el espacio es claramente insuficiente”.
  • “La situación podría agravarse, a partir del 1 de julio, con el cierre de camas previsto para los meses de verano”, expone el sindicato.

11 pacientes en un espacio diseñado para muchos menos y sin tener acceso a un aseo; falta de biombos para preservar una mínima intimidad; carencia de profesionales de Enfermería para poder atender a todos los que reclamaban una atención urgente… Este es el panorama que se ha vivido este fin de semana en el servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid según ha denunciado el sindicato SATSE.

“No hay gripe, que es cuando los responsables sanitarios dicen que se saturan los Servicios, pero sí síncopes, deshidrataciones, caídas, etc. que ha provocado, ante la falta de profesionales de Enfermería, de material básico y de espacio que la Urgencia haya estado saturada prácticamente las 24 horas durante el pasado fin de semana”, expone SATSE.

La situación, ya crítica, puede complicarse aún más por la intención de la Gerencia del centro de cerrar casi 200 camas a partir del 1 de julio. “Es verdad -explican desde SATSE Madrid- que hay plantas que necesitan cerrar para ser rehabilitadas o, simplemente, desinfectadas pero otras muchas deberían mantenerse abiertas, especialmente debido a que el Hospital necesita esas camas y las intervenciones quirúrgicas se van a mantener”.

“La gerencia -añaden desde SATSE Madrid- sólo mira por el ahorro económico que conlleva cerrar esas camas (se ahorra mucho dinero al no contratar el personal de Enfermería que atiende cada planta, imprescindible para su funcionamiento) e ignora las condiciones que este hecho genera: aumento de la espera para ocupar una cama, ciudadanos en Urgencias más tiempo del debido, problemas de salud laboral de los profesionales de Enfermería que los tienen que atender por estrés, agotamiento…”.

“¿Qué va a pasar con los pacientes que acudan a la Urgencia. Se les va a mantener 24 horas o más en una camilla mientras hay camas cerradas?”. Es la pregunta que se hacen los delegados sindicales de SATSE Madrid en el Hospital que consideran que “la situación es límite”.

“Hay profesionales de Enfermería -comentan- que han tenido que pedirse ‘permisos sin sueldo’ para poder descansar ya que están agotados por la situación de estrés que llevan soportando durante meses. Mientras tanto, la Gerencia ignora la situación y no hace nada para solucionar un problema que está enquistado”.

Falta una sola enfermera y caos

Este fin de semana, relatan desde la sección sindical de SATSE Madrid, “faltó una enfermera y, ante la falta de cobertura, se tuvo que cerrar el denominado ‘Box Rápido’ que es donde se atienden a los pacientes cuya patología es susceptible de ser atendida de forma rápida y poder ser enviados a su domicilio. Dicho box atiende diariamente a unos 70 pacientes que han tenido que ser derivados a otros Servicios de las propias Urgencias”.

Por otro lado, “Urgencias es un servicio con un alto nivel de complejidad y, en ocasiones, el personal que se deriva de otros Servicios no conoce las peculiaridades de éste, desconociendo incluso dónde se encuentra el material sanitario necesario para abordar una atención de Enfermería”.

Es por ello, reiteran desde SATSE, que “es necesario que el personal de sustitución esté debidamente formado con las condiciones que se van a encontrar en Urgencias del Marañón, hecho éste que no contempla la Gerencia que considera que con trasladar un profesional de Enfermería de otra Unidad todo ésta solucionado”.

De igual forma, desde SATSE Madrid se reitera la necesidad de “planificar las sustituciones con personal debidamente formado, que el espacio físico sea el adecuado (hoy es claramente insuficiente) y que el material a disposición del personal sea suficiente (en ocasiones se ha improvisado mesas sobre papeleras, faltan biombos, no hay las suficiente tomas de oxígeno, etc.) y todo ello para que el ciudadano tenga una atención correcta sin que el profesional, principalmente de Enfermería, no se vea sometido a altos niveles de estrés, agotamiento, etc”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *