Trabajadores de los juzgados de Simancas-San Blas amenazan con plantarse tras una semana a más de 32º

  • CSIF plantea a la Comunidad de Madrid que si no puede garantizar la temperatura legal en esta sede acuerde el cese de su actividad
  • La temperatura en algunas estancias supera los 32º desde primera hora de la mañana.

Trabajadores de los Juzgados de lo Penal de Madrid en la calle Julián Camarillo, 11, en el barrio Simancas del madrileño distrito de San Blas-Canillejas, amenazan con cesar en su actividad si no se arregla la avería que ha provocado que desde el pasado lunes superen desde primera hora de la mañana los 32º en el interior del edificio.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha constatado “in situ el calor sofocante que se registra en estas oficinas y que hace imposible el desarrollo normal de la actividad de los juzgados”.

Tras conocer el pasado lunes esta avería y los consiguientes problemas ocasionados a trabajadores, profesionales y ciudadanos que acuden a estos juzgados, CSIF se puso en contacto con la Dirección General de Infraestructuras Judiciales y con la directora General de Justicia para exigir una solución.

En una contestación por escrito, la Comunidad de Madrid señaló ayer que la instalación de una nueva enfriadora en este edificio se había retrasado por la tramitación del expediente de licitación pública de la adquisición del aparato, pero que a partir de las 12:00 horas de ayer el inmueble ya tendría la temperatura adecuada. Sin embargo, según denuncia CSIF “nada ha cambiado desde ayer y a las 09.00 horas de hoy ya se superaban con creces los 30º en el interior de estas dependencias judiciales”.

Además, las ventanas de este edificio no se pueden abrir y, por lo tanto, es imposible ventilar las instalaciones cuando el ambiente exterior es más fresco, como sucede a primera hora de la mañana, ni se puede renovar el aire interior.

“Si la Comunidad no puede garantizar que la temperatura se encuentre dentro de los márgenes establecidos en la normativa de prevención de riesgos laborales, debería acordar el cese de actividad y cierre de los juzgados hasta que no se solucione el problema. De lo contrario, se está poniendo en peligro la salud de los trabajadores, ciudadanos y profesionales”, ha señalado el responsable de CSIF Justicia Madrid, Juan José Carral.

Carral considera “intolerable que lleven cinco días soportando temperaturas que sobrepasan con mucho las legalmente establecidas”. CSIF Justicia Madrid recuerda que “la ley establece que la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27º y la humedad relativa estará comprendida entre el 30 y el 70%, excepto en los locales donde existan riesgos por electricidad estática en lo que el límite será 50%”.

CSIF exige “una solución urgente a las incidencias indicadas, bien con la adaptación, reparación o la sustitución de los aparatos de aire acondicionado, al objeto de proporcionar la temperatura, ventilación y humedad idóneas en el interior de dichos juzgados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *