Sin rastro de los dos desaparecidos en el derrumbe de Chamberí tras una intensa noche de búsqueda

Dos personas de de 42 y 56 años siguen desaparecidas tras la caída el pasado martes del forjado de la séptima planta de un edificio en obras del número 19 del Paseo del General Martínez Campos, en el madrileño distrito de Chamberí.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han pasado una segunda e intensa noche de trabajo en el lugar del derrumbe del edificio de siete plantas de Chamberí que hace dos días sepultó a dos personas bajo los escombros, que siguen desaparecidas.

Tras la decisión de ayer por la tarde de cambiar de estrategia, la grúa de gran tonelaje instalada ha permitido desmontar elementos inestables, por lo que se está pudiendo avanzar más rápido en el desescombro desde primera hora de la mañana.

Este cambio de estrategia se debe a la necesidad de poder desescombrar más rápido y procede al desmontaje de elementos inestables en altura. Para ello, el cuerpo municipal ha decidido comenzar a demoler las partes superiores del edificio, las más inestables, con el fin de poder trabajar a cielo abierto y así retirar los escombros más rápido con ayuda de maquinaria más pesada, a la que ahora no le sería posible acceder.

Hasta el momento, según fuentes de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, la estrategia seguida ha sido la de retirar cascotes y restos de forjado de las dos zonas que previamente habrían marcado los perros de rastreo como posibles zonas donde estarían los dos obreros atrapados.

La dificultad y peligrosidad de estas tareas, sumado a que han pasado ya muchas horas desde que ocurrieron los hechos y que otros perros no han podido confirmar de forma concisa estos dos puntos, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid decidieron este miércoles cambiar de estrategia.

Para ello, se ha instalado una gran grúa móvil de alto tonelaje con el fin de demoler controladamente las últimas plantas, la séptima y sexta, las más inestables y que eran un peligro constante para los servicios de emergencias en la zona. Posteriormente, se ha desmonado el ascensor del edificio y una serie de muros y protecciones.

Psicólogos del SAMUR llevan toda la noche atendiendo a los familiares de los obreros desaparecidos, que se encuentran en una situación de intensa angustia, que se incrementa con el paso de las horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *