Inés Sabanés llama a “no relajarse” pese al respaldo de Europa a las medidas anticontaminación del Ayuntamiento de Madrid

  • La Comisión Europea considera “adecuadas” las medias incluidas en el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, y vigilará su cumplimiento y efectividad.
  • Madrid ha puesto en marcha también el protocolo para episodios de alta contaminación, que está en revisión.
  • La delegada de Medio Ambiente y Movilidad hace un llamamiento al resto de Administraciones y grupos políticos para implicarse con las medidas anticontaminación.

La Comisión Europea respalda las medidas y planes para luchar contra la contaminación y mejorar la calidad del aire de la ciudad puestas en marcha por el Ayuntamiento de Madrid. Así se desprende del comunicado hecho público hoy, en el que anuncia que no llevará a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, como si ha hecho con otros países, al haber tomado las medidas apropiadas para hacer lo más breves posible los periodos de superación del límite de calidad del aire acordados por la UE.

El comunicado de la Comisión explica que, según la información remitida por España tras la cumbre ministerial sobre calidad del aire, las Administraciones implicadas, como el Ayuntamiento de Madrid, están adoptando o está previsto que adopten medidas para cumplir la legislación europea en materia de contaminación, medidas que “parecen ser las adecuadas para hacer frente a las carencias detectadas, siempre y cuando se ejecuten correctamente”. La Comisión anuncia que seguirá supervisando de cerca la ejecución de dichas medidas, así como su eficacia.

“Es una noticia muy importante que la Unión Europea respalde la estrategia del Ayuntamiento de Madrid, también la de Barcelona, en cuanto a lucha contra la contaminación y el cambio climático”, ha asegurado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés. No obstante, la concejala ha advertido que esta decisión “bajo ningún concepto se puede tomar como un elemento de relajación”.

“Es un voto de confianza a las medidas que hemos comprometido desde las ciudades, en este caso, Madrid y Barcelona, pero también lo tomo como una obligación de seguir trabajando si cabe con mayor intensidad, con mayor urgencia y con mayor capacidad en la lucha contra la contaminación”, ha subrayado Inés Sabanés, para quien “mientras tengamos, y tenemos la amenaza de la contaminación que afecta a la salud de los ciudadanos, hay que seguir trabajando al máximo”.

La delegada también ha pedido la implicación de otras Administraciones. “Yo espero que el resto de Administraciones, la Comunidad y el Estado, como los partidos políticos, entiendan que esa herramienta es fundamental, que lo que nos pide la UE es que lo apliquemos con intensidad y con rigor”.

“Siendo rigurosos y exigentes y aplicando al máximo las medidas que hemos planteado, espero que nos libremos no solo de la vigilancia de la UE, sino del efecto nocivo para salud de la contaminación”, ha concluido Sabanés.

La Comisión Europea dio un último aviso, el pasado mes de enero, a ocho países, entre ellos España, para que presentaran planes específicos que garantizasen la mejora de la calidad del aire que respiran sus habitantes tras los incumplimientos que se vienen produciendo desde 2010, cuando la normativa de calidad del aire de la Unión Europea entró en vigor.

En el caso de España, el requerimiento se debía a los altos niveles de contaminación registrados por en la ciudad de Madrid, el área metropolitana de Barcelona y puntos concretos Andalucía y Asturias. El Ayuntamiento de Madrid remitió a través del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente sus planes para luchar contra la contaminación e informa puntualmente a la Comisión Europea de los pasos dados para su cumplimiento.

La ciudad de Madrid ha puesto en marcha importantes planes para luchar contra la contaminación como el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, que se está ejecutando, y el Protocolo de medidas a adoptar ante episodios por alta contaminación de dióxido de nitrógeno, que actualmente se está revisando para hacerlo más efectivo y garantizar así una reducción de los niveles de polución provocados por el tráfico rodado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *