La Policía Nacional detiene a un menor por suplantar a un compañero en redes sociales ofreciéndose a maltratar animales y mujeres

  • El menor, explorado en calidad de investigado no detenido, obtuvo las imágenes publicadas en el perfil real de la víctima -que estudia en su mismo colegio- para hacerse pasar por él.
  • Gracias a la colaboración ciudadana, a través de los correos electrónicos destinados para ello, se recibió una gran cantidad de mensajes denunciando estos perfiles en redes sociales.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un menor que suplantaba a un compañero a través de diferentes perfiles en redes sociales ofreciéndose supuestamente a maltratar animales y mujeres. El menor, explorado en calidad de investigado no detenido, obtuvo las imágenes publicadas en el perfil real de la víctima -que estudia en su mismo colegio- para hacerse pasar por él. Debido a este ciberacoso el suplantado tuvo que recibir tratamiento psicológico.

La víctima recibió unas 1.000 llamadas y mensajes en su teléfono móvil

Las investigaciones se iniciaron gracias a la colaboración ciudadana, tras la recepción de una gran cantidad de correos electrónicos en los que se denunciaban perfiles en los que un usuario se ofrecía a maltratar perros y mujeres, generando una enorme repercusión.

Tras el análisis de estos correos y el ciberpatrullaje activo que agentes especializados realizan en las redes sociales para detectar ilícitos, se procedió a investigar los hechos percatándose que el titular del teléfono aparecía en los perfiles, por lo que no se trataba de un caso de maltrato animal o hacia la mujer sino una investigación relacionada con ciberbullying.

El número de teléfono que aparecía reflejado resultó ser el de la víctima, también menor de edad y compañero de clase del autor, que se vio obligado a dar de baja el número ante la ingente cantidad de llamadas y mensajes recibidos (aproximadamente 1.000), viendo gravemente alterada su vida cotidiana al ser reconocido y hostigado por la calle, precisando por ello tratamiento psicológico. Igualmente también tuvo que dar de baja su perfil real de la red social, puesto que el autor obtuvo las imágenes que la víctima subía a su perfil para utilizarlas ilícitamente.

Actualmente la investigación sigue abierta, puesto que con el mismo modus operandi del autor se han detectado otras víctimas de ciberacoso por lo que se continúan las gestiones para la identificación de nuevos perfiles y personas implicadas en los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *