CEIM considera que la nueva Ordenanza de Movilidad de Madrid tendrá «un efecto negativo en la economía y el empleo de la ciudad»

  • Pide una Estrategia «global a largo plazo, coordinada por todas las Administraciones, consensuada con los agentes sociales y que marque objetivos realistas y asumibles».
  • Solicita impulsar una mejora de las infraestructuras de transporte, potenciar un transporte público más respetuoso con el medio ambiente, fomentar la innovación y la utilización de las tecnologías.
  • Reafirma su compromiso con la sostenibilidad social, económica y medioambiental.

El Comité Ejecutivo de CEIM Confederación Empresarial de Madrid-CEOE ha puesto de manifiesto «la profunda preocupación de los empresarios madrileños» por la Ordenanza de Movilidad Sostenible que está elaborando el Ayuntamiento de Madrid, al considerar que «va a dificultar el normal desarrollo de la actividad empresarial y, por tanto, al tener un efecto negativo en la marcha de la economía y del empleo».

En este sentido, CEIM considera que «la mejora de la movilidad y de la calidad del aire en la ciudad de Madrid debe abordarse con una Estrategia global que contemple los muy diversos aspectos que influyen en las mismas; que esté diseñada más a largo plazo; que esté coordinada con todas las Administraciones Públicas, que cuente con el consenso de los agentes sociales; y que marque unos objetivos realistas y asumibles por todos los actores implicados».

Además, los empresarios de Madrid señalan que, «antes de establecer medidas restrictivas del tráfico, se debería impulsar una mejora de las infraestructuras de transporte, potenciar un transporte público más respetuoso con el medio ambiente, fomentar la innovación y la utilización de las mejores tecnologías disponibles».

Para la Confederación Empresarial de Madrid, la nueva Ordenanza, que afecta a muy diversos sectores empresariales – comercio, transporte y logística, turismo, hostelería y restauración e industria, entre otros- va a exigirles, por un lado, «realizar un fuerte esfuerzo inversor para renovar sus flotas de vehículos en unos plazos e importes inasumibles en muchos casos» y, por otro, «les va obstaculizar que puedan realizar el suministro de mercancías y la prestación de servicios a los ciudadanos, en las condiciones y garantías que actualmente exigen».

Por último, CEIM reafirma «su compromiso con la sostenibilidad social, económica y medioambiental tal y como viene demostrando desde hace año, no solo en cumplimiento de una legislación medioambiental cada vez más exigente sino, también, para atender a la demanda de una sociedad muy concienciada con el respeto por el entorno natural».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *