21.000 médicos madrileños están convocados este viernes 6 a una segunda jornada de huelga

Tras el 50% de seguimiento de media de la jornada del pasado 21 de marzo, desde AMYTS denuncian que la Consejería “se mantiene en su posición de inmovilismo, de dejación de funciones y de desistimiento de sus obligaciones”.

Este viernes, 6 de abril, la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid AMYTS ha convocado a los 16.000 médicos y 5.000 residentes que ejercen en el SERMAS a una concentración que se desarrollará a partir de las 10 horas en la puerta de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, calle Aduana, 29.

Además, todos los facultativos del SERMAS, incluidos los residentes, están llamados a secundar una segunda jornada de huelga “en defensa de una jornada negociada, una carrera para todos los facultativos, sean o no fijos, un convenio para los MIR y por el fin de la sobrecarga asistencial”.

La huelga será de 24 horas, en horario de 08:00 de la mañana del 6 de abril a 08:00 de la mañana del día 7 de abril de 2018, con un 30% de servicios mínimos de media. Para los hospitales estos servicios mínimos serán de un personal equivalente al de los domingos y festivos. Los centros de salud con más de 3 médicos tendrá como mínimo una plantilla de dos medicos de familia y un pediatra por turno. En caso de que el centro no tuviese habitualmente pediatra, se sustituirá por otro médico.

Para centros de salud con menos de 4 médicos en plantilla, los servicios mínimos serán de un médico de familia y un pediatra por turno. En el caso de los Servicios de Atención Rural y de los Equipos de Soporte de Atención Domiciliaria los servicios mínimos serán de un medico.

Los puntos reivindicados por AMYTS son competencias propias de la Consejería de Sanidad: la aplicación de la jornada anual, plasmar en un acuerdo la carrera profesional para los facultativos no fijos, suscribir un convenio para el personal MIR y poner en marcha medidas encaminadas a dar solución a la sobrecarga asistencial, son de su competencia exclusiva, aun sabiendo que alguna medida tendría que ser pasada por el habitual trámite de dar visto bueno Hacienda.

Deja un comentario