La búsqueda de personas concentra el 70% de las actuaciones del GERA de los Bomberos de Madrid

El Grupo Especial de Rescate en Altura (GERA) del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid llevó a cabo, a lo largo de 2017, un total de 219 intervenciones, una cifra que se mantiene estable respecto al año anterior. En siete de cada diez casos (148 intervenciones), se trató de operaciones de rescate de personas accidentadas. El resto de actuaciones (71) tuvo como objetivo la localización de personas extraviadas.

Según el balance del GERA de 2017, no hay una época concreta del año en la que los avisos de auxilio recibidos sean significativamente más altos que en el resto. Esto se debe a que la mayoría de los visitantes de la sierra madrileña son de la región y, dada su cercanía a grandes núcleos de población, la distancia no representa un obstáculo para que los madrileños acudan a la zona en cualquier época del año.

En concreto, los meses de otoño sumaron un total de 58 intervenciones, los de primavera 55, los de verano 54 y los meses invernales 52. Octubre y febrero fueron los meses más activos, con 26 y 22 actuaciones respectivamente. Por días de la semana, el mayor número de intervenciones en la sierra se concentra durante los fines de semana (sábados y domingos).

La Pedriza, la zona más activa

La Pedriza registró el 36 % de las salidas del GERA en la sierra durante el año pasado, mientras que la zona del Valle de la Fuenfría, Siete Picos y Navacerrada sumó el 25 % de las intervenciones y el entorno de Cotos y el macizo de Peñalara el 21 %. El resto de operaciones se llevó a cabo, principalmente, en el Valle del Lozoya (6 %) y en las zonas de Bola del Mundo, La Maliciosa, Cuerda Larga, Morcuera y Canencia (4 %).

Selección exigente

El GERA fue creado en 1997 para dar una respuesta rápida, eficaz y profesionalizada a los accidentes relacionados con las actividades de montaña. Así, este Grupo es el responsable de las actuaciones de emergencia habituales en la sierra de Madrid.

La selección de su personal se hace entre bomberos profesionales que lleven, al menos, tres años de actividad. A los aspirantes a ingresar en el GERA se les pide un profundo y extenso conocimiento de las actividades propias de la montaña: desde esquí, escalada y alpinismo hasta orientación, travesía o supervivencia.

Además, deben demostrar un conocimiento exhaustivo de la sierra, su orografía, caminos, parajes y accesos. Los bomberos que son seleccionados deben pasar, también, un curso de formación específico para el trabajo en el GERA.

Consejos para evitar accidentes

La Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112 hace hincapié en que la principal recomendación para evitar accidentes en montaña es ser prudente y no aventurarse a hacer actividades para las que no se está preparado físicamente o adentrarse en parajes desconocidos o con meteorología adversa.

Es imprescindible contar con un teléfono móvil, con las baterías cargadas y al resguardo de las bajas temperaturas. Asimismo, se debe salir con una dosis suficiente de agua y alimentos de alto valor nutritivo.

Desde la Agencia se recuerda que, ante cualquier emergencia en montaña, hay que avisar por teléfono al 112 o utilizar la app gratuita My112, que proporciona las coordenadas exactas de la persona que llama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *