MHM insiste en su propuesta de recuperar el antiguo lucernario de la Estación de Chamberí

  • Las primeras estaciones de Metro contaban siempre que era posible con un lucernario/tragaluz en sus vestíbulos para que entrara luz natural, elemento hoy en día desaparecido de la Red.
  • La propuesta supondría recuperar un elemento histórico de la estación y característico de la época e incrementaría la interacción de los vecinos del barrio con la Estación al ser visible ésta desde la calle sin necesidad de entrar a visitarla.
  • MHM propuso su recuperación en 2016, pero al haberse comenzado recientemente obras de conservación en la Estación la asociación considera que sería un buen momento para realizar esta pequeña obra.

La asociación Metropolitano Histórico de Madrid (MHM), enfocada a la historia y patrimonio de los transportes de Madrid, ha aprovechado el reciente cierre temporal de la Estación de Chamberí por obras de conservación para volver a insistir en una propuesta que trasladó a Metro hace más de un año, en diciembre del 2016, consistente en que se recuperase el antiguo lucernario que posee el vestíbulo de la Estación.

Los lucernarios eran un elemento común de las primeras estaciones del Metro de Madrid, diseñadas por los arquitectos Antonio Palacios y Joaquín Otamendi autores del Palacio de Cibeles entre otros. Se trataba de una serie de placas de vidrio transparente o ligeramente translucidas que permitían que entrara luz natural en la estación y que esta fuera vista desde la calle por los madrileños.

Los lucernarios tenían una gran importancia en el diseño de las mismas, por un lado, al permitir entrar luz natural a la Estación se mejoraba la iluminación de ésta y se reducían los gastos en electricidad, por otro lado, la entrada de luz natural tenía un importante papel psicológico para ayudar a los primeros viajeros a sentirse más cómodos al viajar por el entramado de túneles que constituye el Metro de Madrid, puesto que en 1919 las personas eran muy reacias a introducirse bajo tierra.

De esta forma, los vestíbulos funcionaban como un espacio intermedio, entre las calles y su luz cálida y natural y los andenes de la estación, donde sólo se contaba con la pobre iluminación eléctrica de la época. Con el paso del tiempo, estos elementos fueron sellados, perdiéndose de esta forma uno de los elementos originales de las estaciones del Metro de Madrid.

La Estación de Chamberí contaba con uno de estos lucernarios, cuyo espacio sellado es visible cuando uno visita la Estación, y la propuesta de MHM a Metro consiste en recuperarlo. “De esta forma -explican- se recuperaría un elemento histórico de la Estación, lo que reforzaría el valor de este singular espacio histórico de cara al cercano centenario del Metro de Madrid”.

Por otro lado, desde MHM consideran que “tendría un valor muy positivo para el barrio, puesto que haría que la estación fuera visible para sus vecinos desde la calle, incluso cuando estuviera cerrada al público, de forma que se mejoraría enormemente la integración de la Estación en el barrio y la relación de los vecinos con ella, siendo un elemento seguramente muy curioso para los niños del barrio, que podrían asomarse a la «Estación Fantasma»”.

En su momento, fuentes de Metro de Madrid aseguraron a MHM que estudiarían la propuesta, sin embargo, no se ha vuelto a saber más sobre el tema. Recientemente han comenzado unas obras de conservación en la Estación de Chamberí que la mantendrán cerrada al público varios meses.

En estas circunstancias, MHM ha vuelto a enviar su propuesta a Metro de Madrid, considerando que “es una ocasión ideal para poder realizar dicha reforma, puesto que la Estación ya está en obras y cerrada al público”. Desde MHM consideran que “se trataría de una intervención sencilla y de bajo coste pero que aportaría una gran rentabilidad social y cultural para Chamberí y Madrid”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *