CCOO de Madrid alerta de la tendencia al alza del paro en lo que va de año

Desde el sindicato CCOO de Madrid se ha alertado de la tendencia al alza del paro en lo que va de año 2018.

La Comunidad de Madrid vuelve a incrementar sus cifras de paro en el mes de febrero, lo que unido al mal comportamiento del empleo en enero supone “un comienzo preocupante de este año 2018 al situar la cifra de paro registrado en 383.463 personas”, critican desde CCOO.

De ellas, 218.141 son mujeres, frente a 165.322 hombres. Las mujeres también participan menos en la contratación indefinida, tienen tasas de cobertura más bajas y periodos de permanencia en el desempleo más altos.

En este mes de febrero el paro registrado se ha incrementado en 1.731, una cifra pequeña pero que, unida al comportamiento de enero, provoca que 2018 acumule ya un incremento del desempleo de casi 13.500 personas y supone también una alerta respecto a la tendencia que tiene el empleo en la Comunidad de Madrid que “no logra reducir el desempleo al ritmo que se necesita”.

El descenso interanual del paro en la Región se sitúa en 33.244 personas, el descenso más bajo de los últimos cuatro años en Madrid y muy por detrás de la cifra de febrero de 2017 (con una variación interanual de casi 46.000 parados menos). Con respecto al resto del Estado, la Comunidad de Madrid vuelve a registrar un peor comportamiento, ya que Madrid registró en febrero un incremento del desempleo del 0,45% y en el conjunto del Estado un descenso del 0,18%.

De las personas paradas registras 218.141 son mujeres, frente a los 165.322 hombres. Ahora mismo son mujeres 6 de cada 10 personas registradas como paradas, 7 de cada 10 en el caso de las personas paradas con más de dos años en desempleo. Además, la distancia entre hombres y mujeres vuelve a crecer en los últimos años. Aunque el paro femenino y el masculino evolucionan, “ambos, lentamente y de forma insuficiente, entre las mujeres se encuentra estancado y con menor tendencia a la recuperación.

“Esta brecha no muestra, sin embargo, la distancia de hombres y mujeres en el empleo, que es mayor, ya que se limita a los parados registrados. La EPA arroja un nivel desempleo mayor entre las mujeres (13%, frente al 14,5 de tasa de paro) mientras que las tasas de actividad femenina están casi 10 puntos por debajo en la Comunidad de Madrid. Si las mujeres madrileñas estuviesen incorporadas al empleo en la misma medida que los hombres, el nivel de desempleo femenino duplicaría al de los hombres”, critican.

Para CCOO “esta discriminación, de inicio, en el acceso al mercado laboral es una de las más graves que sufren las mujeres en el mundo del trabajo, al colocarles en una situación de mayor riesgo y vulnerabilidad, y al estar en la base de la peor situación que las mujeres encuentran en el empleo, determinando peores condiciones de trabajo y menos posibilidades de mantener el empleo y promocionar”.

Por edad, el mayor incremento se produce en los menores de 25 años (5,5%), mientras que los desempleados mayores de 25 apenas aumentan, lo que refuerza también lo ocurrido el mes pasado.

En febrero se firmaron casi 200.000 contratos, algo menos que en el mes anterior, aunque sigue siendo elevada y de nuevo la contratación temporal sigue siendo la mayoritaria (80%), dejando la afiliación a la Seguridad Social al terminar el mes de febrero en 3.074947 afiliados. Respecto a la contratación, también las mujeres son minoritarias en la contratación indefinida en Madrid.

Según datos del mes anterior, las mujeres solo realizaron el 47% de los contratos indefinidos. Sin embargo, los contratos indefinidos a tiempo parcial recayeron en un 59% mientras que en la contratación indefinida a tiempo completo el peso de las mujeres se redujo al 38%.

Respecto a la protección de las personas en desempleo, el dato (del mes de enero) sitúa los beneficiarios de prestaciones en 177.278 personas, de las cuales, reciben prestación contributiva 102.686. También este indicador se comporta peor con las mujeres desempleadas. Siendo las mujeres mayoritarias en el desempleo tienen menor protección. La tasa de cobertura para Madrid en 2017 fue del 49% (una tasa que se calcula dejando fuera a una parte importante de las personas paradas y que solo tiene en cuenta el paro registrado, por lo que las necesidades de protección son mayores de lo que indica la tasa).

Esta tasa, que ya es de las más bajas de España, desciende hasta el 45,7% en el caso de las mujeres, mientras que para los hombres es del 53,3%. Una diferencia de casi 8 puntos resultado de las dificultades de las mujeres en el empleo: Tienen más oportunidades de conseguir un empleo por lo que acceden menos a cotizaciones y reciben prestaciones más cortas y de menor cuantía. Además el tiempo de permanencia en el desempleo es mayor. De hecho, aunque el paro femenino es mayor para todos los periodos de permanencia en el desempleo, crece entre los parados de mayor duración, hasta suponer las mujeres 7 de cada 10 personas con más de dos años en paro.

CCOO muestra “su preocupación por la incapacidad de nuestra región de trasladar el crecimiento económico al empleo, ni en lo que se refiere a la cantidad ni a la calidad del mismo y permitir que la “recuperación” llegue a todos los madrileños y madrileñas”. Preocupa especialmente el retroceso con el que se ha iniciado este 2018 y el peor comportamiento de nuestra comunidad respecto al conjunto del Estado. Y preocupa también que la brecha de los diferentes indicadores persista en las peores condiciones de las mujeres”.

Por todo ello CCOO considera fundamental actuar en una doble línea:

La atención a las personas desempleadas, garantizando protección social y ayudas en el proceso de formación y búsqueda de empleo.

La apuesta por cambios de modelo económico y productivo que permitan el crecimiento de la actividad y el empleo y el empleo de calidad.

Ambas líneas de actuación “deben incorporar una perspectiva de género que permita superar la peor situación de las mujeres en el mercado de trabajo, elevando las tasas de actividad y empleo y mejorando las condiciones de los contratos y la protección en los casos de desempleo, para lo que es necesario el compromiso de administraciones y agentes sociales para avanzar decididamente en igualdad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *