La ignorancia es muy osada, y el machismo institucional la suele acompañar

por Aida dos Santos

Mientras docenas de investigadoras (y algún investigador) dedican su carrera a analizar el comportamiento del mercado laboral con las mujeres y sus consecuencias, tenemos a la Señora Botella, desde su tenencia de Alcadía de Córdoba, licenciada en derecho ella, que lleva en política como técnica desde el verano del 94, acusando al resto de las mujeres mortales de este país, de no haber estudiado lo suficiente para merecer cobrar lo mismo de los hombres que al parecer si han estudiado. Pero a ver que dicen los datos que recoge el Gobierno:

Los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas, que depende del Ministerio de la Presidencia, de otra mujer muy feminista y mucho feminista, creemos que le gustarán más que las conclusiones de los estudios financiados por los Sindicatos y las Universidades (donde al parecer no van las mujeres según esta señora).

En el barómetro de enero de 2018, las personas que han declarado tener estudios superiores son en un 25% mujeres y en un 23% hombres. Según otro Ministerio sospechoso de feminismo, el de Educación, la nota media de los hombres es de 7,13 en grado y de un 8,09 en el máster; las mujeres alcanzan el 7,39 de nota y un 8,23 respectivamente. Por lo que podemos decir que, con menos tensión de la que se da en Telecinco, la afirmación de la señora es MENTIRA.

Pero sigamos, porque entre los 18 y los 34 años hay un 42.6% de personas con estudios superiores, y aún así, el paro juvenil es del 53.2%, algo que también sufren más las jóvenes (precarias) que según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), feminista radical y de clase como saben, y su informe Panorama de la Educación de 2015, hay más mujeres con estudios superiores entre la población de jóvenes de 25 a 34 años de edad.

Cuando se pregunta a los españoles y a las españolas por la percepción de la situación económica, solo el 31.9% de las mujeres la considera buena, frente al 35.3% de los hombres, y claro, si seguimos preguntando ya entendemos el porqué: el 14’9 de las mujeres desempeñan trabajos no remunerados, es decir, son amas de casa y cuidadoras, mientras que solo renuncian a la esfera privada laboral el 0.2% de los hombres. el 12.3% de las mujeres creen que pueden perder su trabajo, y solo el 10.3% de hombres, a lo mejor tiene algo que ver que las mujeres tengan contratos temporales muy encima del dato de sus compañeros.

Y para terminar, porque yo sé que hay mujeres del PP a las que les puede costar asumir los números desde la comodidad del poder burgués, el 24.1% de las mujeres no tiene ingresos de ningún tipo, y en el tramo más alto de ingresos que registra el CIS, más 6.000€ al mes, encontramos al doble de hombres que de mujeres, así como el doble de empresarios que de empresarias, el doble que de directores que de directoras, un 9,4% de obreros cualificados frente a un 1.6 de obreras. cualificadas.

A pesar de todo, las mujeres somos más felices que los hombres, y tenemos más claro que los hombres, que el Partido Popular es de derechas, el 53.4% no le votaría nunca.

Después de esto se recomienda que la Señora Botella, la próxima vez pídale ayuda a su amiga Sáez de Santamaría antes de dar datos, que cuesta mucho dinero el CIS y hay muchas trabajadoras en la calle Montalbán que le dejan los datos accesibles en la web, pero si lo ve complicado, hágase la rubia, que a Cifuentes no le va mal (de momento).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *