UPYD Madrid presenta una campaña de fomento de la adopción de animales de compañía

Unión Progreso y Democracia (UPYD) en la Comunidad de Madrid ha presentado en las redes sociales una campaña de fomento de la adopción de animales domésticos, frente a la compra de estos.

En su iniciativa se remite a la Proposición No de Ley que su grupo parlamentario presentó en 2014, por la que instaba al gobierno a preparar una Ley Marco nacional con la que se aumentara la protección de los animales de compañía, atendiendo a la Declaración de Derechos Internacionales de los Animales aprobada por la ONU y UNESCO, y la entonces no adhesión de España al tratado de la Unión Europea de 1986.

La proposición se aprobó con los votos de PP, PSOE, UPYD y la Izquierda Plural, con una modificación planteada por el PP por la que se eliminaba la prohibición del sacrificio y la esterilización obligatoria. En 2016 se regulaba la tenencia de animales de compañía en la Comunidad de Madrid, que especifica la prohibición expresa del sacrificio animal excepto los casos de peligro para la salud pública y/o animal.

Para la formación magenta, esta Ley autonómica “no es suficiente pues para lograr el sacrificio cero, como ya en algunos países de la UE, es necesario concienciar a los ciudadanos de la cantidad de animales domésticos que esperan una segunda oportunidad, o incluso primera” comenta María Cristina Pérez, portavoz de UPYD en la Comunidad de Madrid.

Para la Coordinadora Territorial de UPYD “es indispensable empezar por aquellos amigos de cuatro patas acogidos en los centros especializados de la comunidad. No dan más cariño, amistad, seguridad o protección por ser comprados. La amistad no se compra” sentencia.

Por ello, UPYD presenta una propuesta de modificación de la Ley 4/2016, que ha sido remitida a la Asamblea de Madrid para su toma en consideración por los grupos parlamentarios, para incluir el fomento de la adopción frente a la compra de animales domésticos mediante medidas económicas como la reducción del IRPF, la subvención o la eliminación de tasas y gastos de vacunación o el microchip de identificación del animal; y la ampliación de la dotación económica destinada a centros de acogida para la puesta en marcha de un plan autonómico de recogida de animales abandonados y vagabundos, su cuidado y reinserción mediante la adopción.

Pero, también solicitan que los animales recluidos en centros de acogida sean destinados a procesos de rehabilitación física o intelectual en centros sanitarios pues “está demostrado el beneficioso aporte emocional de los animales en terapias físicas y psicológicas” comenta María Cristina.

Desde UPYD también indican que “tienen muy presentes las sanciones a aquellas personas que no cumplen con la ley escrita y no escrita de trato respetuoso para con los animales de compañía” y, por ello, solicitan que “se endurezca la pena con inhabilitación permanente de tenencia de animales domésticos para aquellas personas que incurran en falta muy grave, y una inhabilitación de un máximo de 15 años para las que incurran en falta grave”.

Con esta propuesta, que esperan sea recogida a debate en la Asamblea de Madrid, pretenden “provocar un efecto llamada masiva a todos aquellos ciudadanos que se plantean tener compañía animal en sus casas pero no se deciden por la adopción por el coste; es decir, el primer paso es alentar al ciudadano a acudir a un centro de adopción animal a informarse y conocer de cerca a los animales acogidos”. En palabras de María Cristina, “es decir, emocionar”.

Deja un comentario