‘Voluntarios por Madrid’, flashmob multitudinario y nuevo chaleco por el Día Internacional del Voluntariado

El cuerpo municipal “Voluntarios por Madrid” ha celebrado de una forma muy especial el Día Internacional del Voluntariado 2017.

Cientos de personas se han congregado en la Plaza del Callao para bailar un flashmob a ritmo de la mítica canción “Madrid, Madrid, Madrid” versionada por Ariel Rot y The Cabriolets.

De esta manera, las personas que forman parte de este cuerpo municipal, han celebrado el orgullo de ser voluntarias en Madrid y en todo el mundo, en un acto al que han asistido la alcaldesa, Manuela Carmena, y el concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto.

En el mismo, la alcaldesa ha agradecido la labor de estas personas que siempre están presentes para ayudar a los demás. “Yo sé que vosotros disfrutáis con esto y lo entiendo, porque no hay mayor disfrute que trabajar por los demás” ha señalado Carmena, quien también ha añadido “todos y cada uno de los seres humanos  necesitamos a los demás, y es un gran placer conseguir que los demás sean un poco más felices, y eso lo conseguís vosotros y vosotras”.

Por su parte, Soto ha destacado “el positivo salto cualitativo y cuantitativo de la ciudad de Madrid en cuanto a sensibilidad y participación” ciudadana a través de “Voluntarios por Madrid”, que cuenta con más de 12.000 personas implicadas y cerca de 400 proyectos solidarios este año. Un hecho que ha convertido a la capital “en ejemplo a seguir en cuestión de voluntariado, según ha señalado el concejal”.

Nuevo chaleco de Ágatha Ruíz de la Prada

Próximamente, los voluntarios y voluntarias que participan en los proyectos impulsados por el Ayuntamiento de Madrid contarán con un nuevo chaleco que ha sido creado por la diseñadora Ágatha Ruíz de la Prada.

La artista ha realizado altruistamente una prenda llena de color y optimismo, un chaleco amarillo con unas manos rosas que se unen. Así se muestra una representación más viva de una ciudadanía dinámica e implicada en participar activamente para mejorar su ciudad.

“El nuevo chaleco tiene dos manos y dos corazones porque es lo que os representa a vosotros” ha señalado la alcaldesa quién ha continuado explicando que las manos les representan porque los voluntarios siempre están ahí, para tender una mano a los demás, y los corazones porque el cuerpo de voluntarios y voluntarias de Madrid  son capaces de saber en todo momento qué personas necesitan de su ayuda.

El cuerpo de voluntariado también ha iniciado, con este acto, la entrega anual del reconocimiento “Madrina de Honor de Voluntarios por Madrid”, que este año es para Ágatha Ruíz de la Prada,  cuya placa han recogido sus hijos Tristán y Cósima Ramírez.

Deja un comentario