La ciudad de Madrid impulsa la Declaración de París para la lucha contra el VIH

  • Un grupo de trabajo integrado por instituciones, comunidad científica y sociedad civil propondrá estrategias para cumplir los compromisos adquiridos por la corporación municipal.
  • El objetivo, marcado por ONUSIDA, es lograr hasta 2020 el denominado 90-90-90: que el 90% de las personas con VIH estén diagnosticadas; el 90%, tratadas, y el 90% alcance una supresión viral sostenida.
  • En 2016, Madrid Salud realizó 1.119 test rápidos de VIH, con 20 resultados reactivos, y en el Laboratorio Municipal de Análisis Clínicos se hicieron 4.320 serologías, con 43 casos positivos.
  • Las principales vías de exposición que refieren las personas atendidas en Madrid Salud son heterosexuales sin protección (65,9%), HSH (hombres que tienen sexo con hombres) sin protección (24,4%), otras prácticas sin protección (5,7%).

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha sido una de las personas que esta mañana ha participado en la lectura del manifiesto ‘Municipios comprometidos con la respuesta al VIH”, apoyado por más de 70 entidades que luchan para acabar con el estigma y la discriminación que sufren las personas enfermas de sida.

También han leído parte del documento la presidenta de Apoyo Positivo, Reyes Velayos, y el presidente de la Coordinadora estatal de VIH y sida (CESIDA), Ramón Espacio.

El acto se enmarca dentro de la jornada “Mi salud, mi derecho”, que se está desarrollando hoy en CentroCentro, organizada por Madrid Salud, con motivo del Día Mundial del Sida. En la inauguración han estado presentes Javier Barbero,  la delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, y representantes de PSOE, Ciudadanos y PP.

En esta jornada participan además instituciones, representantes de la comunidad científica y médica, y responsables de organizaciones y asociaciones nacionales e internacionales implicadas en la atención y lucha contra una pandemia en la que la prevención y el diagnóstico precoz son la clave para ponerle freno.

Javier Barbero ha señalado que hoy es un día especial “porque tiene muchas connotaciones. Hoy es un día que invita a recordar historias vividas, a hablar de valores, a hablar de salud,  a visibilizar una experiencia de sufrimiento, y también a reivindicar el derecho a una salud pública, entendiendo que la salud es algo que va más allá de los servicios sanitarios”.

Barbero ha felicitado a las y los profesionales de Madrid Salud por la organización del evento, pero también “a profesionales de las instituciones, a activistas, y a la población civil que trabajan día a día para acabar con esta enfermedad”.

Celia Mayer por su parte ha coincidido en señalar que “es importante la visibilización de las personas que tienen sida, de los avances médicos en esta enfermedad, y por eso un día como este nos permite reflexionar sobre el alcance de esta enfermedad y el consenso que tiene que haber a nivel internacional para que cobren protagonismo las políticas públicas en materia de salud”.

Declaración de París

De hecho, el motivo de este encuentro es impulsar, a través de un grupo trabajo, la Declaración de París de 2014, de la que surgió el movimiento denominado Fast-Track con el objetivo, marcado por ONUSIDA, de alcanzar de aquí a 2020 lo que se conoce como 90-90-90. Esto es, que el 90% de las personas con VIH sea consciente de su estado; que el 90% esté siendo tratada, y que el 90% alcance una supresión viral sostenida.

Alcaldesas y alcaldes de todo el mundo han firmado la Declaración de París. La ciudad de Madrid lo hizo en 2016. El grupo de trabajo, integrado por instituciones, comunidad científica y sociedad civil,  propondrá las estrategias más eficaces para cumplir los compromisos adquiridos por la corporación municipal.

Los primeros dispositivos que enfrentaron y lideraron en Madrid la prevención frente a esta enfermedad vírica fueron los Centros Municipales de Salud (CMS), gestionados por el organismo autónomo Madrid Salud. Actualmente, la red está integrada por 16 equipamientos que dan cobertura a los 21 distritos. En ellos, la ciudadanía tiene acceso directo y gratuito a los programas de Salud Sexual y Reproductiva y de Prevención y Promoción de la Salud en el Ámbito Educativo.

Diagnóstico precoz

Desde el Consejo de VIH del Programa de Salud Sexual y Reproductiva se aporta información y orientación a las demandas que surgen sobre infección de VIH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS). Además, facilita tanto el diagnóstico precoz mediante la realización de test rápidos como la derivación para evaluación y tratamiento en las personas que den positivo para VIH.

En 2016, Madrid Salud realizó 1.119 test rápidos con 20 resultados reactivos. En el Laboratorio Municipal de Análisis Clínicos se hicieron 4.320 serologías, con 43 casos positivos.

Las principales vías de exposición que refieren las personas atendidas son heterosexuales sin protección (65,9%), HSH (hombres que tienen sexo con hombres) sin protección (24,4%), otras prácticas sin protección (5,7%) o de forma accidental (2,2%), compartir material de venopunción (0,3%), transfusión previa (0,1%) y transmisión materno filial (0,02%).

Por otra parte, Madrid Salud realiza intervenciones grupales y comunitarias de prevención de VIH en los centros educativos, de reinserción social y a colectivos de atención a mujeres que ejercen la prostitución, entre otros.

Desafíos

Los próximos desafíos de cara a la prevención del VIH a los que se enfrenta la salud pública, y por tanto el Ayuntamiento de Madrid, son:

  • Mejorar el diagnóstico precoz.
  • Prestar un especial interés a la población más vulnerable.
  • Prepararse para las nuevas comorbilidades de cara al envejecimiento de las personas infectadas.
  • Seguir trabajando para eliminar el estigma y discriminación que persisten sobre las personas infectadas, una de las causas que podrían explicar el retraso diagnóstico.

Deja un comentario