El PSOE califica de “chiste de mal gusto” el Protocolo Anticontaminación de la Comunidad de Madrid

El portavoz socialista de Medio Ambiente, Chema Dávila, ha detallado que el protocolo regional sobre contaminación no protege la salud y crea confusión al no aplicar criterios homogéneos en todo el territorio de la Comunidad de Madrid: “es un chiste de mal gusto que deja la patata caliente a los ayuntamientos”.

Al portavoz socialista en la Comisión de Medio Ambiente, Chema Dávila, no le gusta el protocolo anticontaminación anunciado y aprobado ayer mismo por la Comunidad de Madrid, un año y medio después de que la administración de Cifuentes aprobara el primer borrador y casi dos años después de que el Ayuntamiento impulsara el suyo.

“El retraso en la aprobación demuestra el escaso interés que tiene el gobierno regional del PP de proteger a los ciudadanos contra un problema de salud pública como es la contaminación atmosférica”, ha indicado.

Dávila ha calificado el protocolo como “chiste de mal gusto, que induce a la confusión y que deja a los ayuntamientos toda la responsabilidad de aplicar las medidas de restricción de aparcamiento y tráfico en los escenarios 2 y 3″, ha explicado durante la Comisión municipal de Medio Ambiente.

Con esa normativa, Dávila considera que la Comunidad de Madrid trata de “escurrir el bulto ya que no protege la salud de las personas y además genera confusión al dejar en manos de las administraciones locales la decisión de restringir el tránsito de vehículos privados”.

“No protege la salud humana porque, entre otras cosas, -ha precisado- en el escenario 1 solo prevé la aplicación de medidas informativas sin obligar a ninguna reducción de velocidad y en el escenario 2 tampoco aplica restricción alguna, salvo la reducción a 90 km/h en la M-40, M-45 y vías de acceso, cuando una reducción de 100 a 90 km/h no tiene prácticamente ningún efecto sobre las emisiones de los vehículos”, ha explicado.

“Parece que la presidenta Cifuentes no se ha dado cuenta de que para limitar el acceso a los vehículos más contaminantes es necesario que la Dirección General de Tráfico, es decir el Gobierno del PP, ponga en marcha de una vez el sistema de etiquetado ambiental obligatorio (actualmente es voluntario). Entre tanto, la limitación de acceso a vehículos contaminantes es inviable de momento, aunque la contaminación no espera”, ha lamentado el edil.

Para el concejal socialista “hacer demagogia es fácil pero luchar con eficacia contra la contaminación requiere tomar medidas serias y no un protocolo descafeinado que va a provocar que los municipios de más de 75.000 habitantes tengan protocolos distintos, con niveles, escenarios y medidas distintos, lo que va a conducir a la confusión, al enfrentamiento institucional y a un caos y a una improvisación que puede empeorar y mucho la situación actual”.

Medidas indefinidas sobre transporte público

Por otra parte , Dávila ha indicado que en los escenarios 1, 2 y 3, el protocolo de la Comunidad de Madrid afirma que se tomarán medidas para promoción del transporte público “pero sin decir cuáles”. “Esto significa que el Gobierno Regional no tiene intención de aplicar ninguna medida importante para potenciar el transporte público en episodios de alta contaminación”.

Tampoco contempla la gratuidad del transporte público en los días más contaminados, incluso “está por ver que ponga en marcha del billete anticontaminación aprobado en el último Pleno de la Asamblea de Madrid gracias a una iniciativa del PSOE”, ha recordado el edil.

En su opinión, el Partido Popular regional y también el municipal cuando ostentó el gobierno de la ciudad, “se desentendieron del problema”. “No hay más que recordar las frases de la anterior regidora Ana Botella con las que negaba la existencia de la “boina” sobre la ciudad o con las que trataba de desviar la atención hacia otro problema de los madrileños (“más asfixia el paro”)”.

“Los gobiernos del PP jamás han tomado una medida de limitación de velocidad o de restricción de tráfico y aparcamiento a pesar de que la ciudad de Madrid incumple desde hace siete años los límites establecidos por la normativa europea y muchos de los municipios de la Comunidad tienen niveles de contaminación inadmisibles”, ha lamentado el portavoz socialista.

Deja un comentario