El Teatro Español estrena “Un tercer lugar”, obra escrita y dirigida por Denise Despeyroux

Esta mañana Carme Portaceli ha presentado en el Teatro Español Un tercer lugar, la segunda de las producciones propias previstas para esta temporada 2017/18. Escrita y dirigida por Denise Despeyroux, este espectáculo se estrenará el jueves 16 de noviembre y estará en cartel hasta mediados de diciembre. 

Un tercer lugar es una obra coral a seis voces, todas protagonistas, que habla sobre el amor, las relaciones humanas y los sitios únicos y especiales que se generan entre los propios personajes.

Jesús Noguero, Vanessa Rasero, Giovanni Bosso, Sara Torres, Pietro Olivera y Lorena López dan vida a estos seis personajes profundamente neuróticos que tratan de relacionarse entre sí lo mejor que pueden, y también de amarse lo mejor que saben.

Unos se decantan por el modelo del amor cortés, colocando al otro en el lugar de lo incondicionado, donde se vuelve imposible cuestionarlo, y disponiéndose a cualquier sacrificio a la espera de que el amado se convierta por fin en amante.

Otros observan con perplejidad cómo su propia verdad les es arrebatada; cómo en respuesta a su imperiosa necesidad de ser tomados en serio solo reciben extrañas tergiversaciones y comunicaciones defectuosas.

Todos, en definitiva, ya sea en el papel de víctimas o victimarios, amantes o amados, anhelan la posibilidad de un contacto auténtico y una comunicación verdadera; tal vez el descubrimiento de un tercer lugar donde ya no sea necesario esconderse más.

Denise Despeyroux comenzó a escribir esta obra en 2009 y se ha ido gestando durante estos años, a retazos, inspirada por el libro de Peter Handke ‘Ensayo sobre el cansancio’.

Según este autor austriaco, “parece ser una regla que hombre y mujer, antes de que por unas horas se conviertan en una pareja de ensueño, tienen que haber recorrido primero un camino largo y difícil y tienen que haberse encontrado en un tercer lugar, extraño a los dos, lo más lejano posible a cualquier tipo de patria o de confortabilidad doméstica.

Y además, con anterioridad, tienen que haber superado un peligro o simplemente una larga confusión, en un país hostil, que también puede ser el propio”.

Según Denise Despeyroux, “es enfermizo estar todo el tiempo atento a uno mismo. El verdadero reto, la verdadera cura, es estar atento al otro” y eso es algo que cuadra perfectamente con una de las líneas que estructuran la temporada 2017/18. Según Carme Portaceli, “cuando asumimos la existencia del otro, asumimos nuestra identidad.

Pero eso no implica jamás que el otro tenga que ser discriminado o estigmatizado; todo lo contrario, cuando aceptamos la diferencia nos enriquecemos y eso nos ayuda a crecer. La empatía, el rechazo, la tolerancia, la simpatía entre los seres humanos. La relación entre los individuos y el orden establecido” y, sin duda, Un tercer lugar trata de esto mismo.

Como actividades complementarias a la obra, habrá un encuentro con el público el jueves 23 de noviembre tras la representación, y una actividad pedagógica. En esta ocasión, será un taller impartido por Antonio Naharro, Denise Despeyroux y con el elenco de la obra que girará en torno al acercamiento a las constelaciones desde una visión artística.

Un tercer lugar es la primera de las producciones 3D de esta temporada, un ciclo que ha puesto en marcha el Teatro Español en torno a la figura de tres dramaturgos contemporáneos vivos: Denise Despeyroux, José Sanchis Sinisterra y Josep María Miró.

Deja un comentario