El Ayuntamiento de Madrid y la Fundación Atlético de Madrid impulsan el fútbol social en Lavapiés

Un proyecto que promueve el deporte, la inclusión social, la igualdad de género y la lucha contra el racismo.

El club rojiblanco ha proporcionado entrenadores y todo tipo de material deportivo para la práctica de este deporte a Dragones de Lavapiés, el club de fútbol base que entrena en el barrio.

Los entrenamientos están abiertos a la participación de los niños y niñas del barrio que se quieran apuntar y se celebran en la cancha del parque Casino de la Reina y en Embajadores, 18.

La delegada de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, el concejal presidente del distrito Centro, Jorge García Castaño, el presidente de la Fundación Atlético de Madrid, Adelardo Rodríguez y el presidente del Club de Fútbol Base Dragones de Lavapiés han presentado esta tarde un innovador programa de fútbol con carácter social para el barrio de Lavapiés.

Creado con el fin de promover el deporte desde la edad escolar, la inclusión social, la igualdad de género, la convivencia y la lucha contra el racismo como valores inherentes a la práctica deportiva, la Fundación Atlético de Madrid aporta su prestigio y experiencia en el desarrollo de programas socio-educativos poniendo sus exitosas técnicas deportivas al servicio de estos objetivos sociales y de los vecinos de Lavapiés.

El programa se desarrolla en las instalaciones deportivas que el distrito Centro tiene en el parque del Casino de la Reina y en la calle Embajadores 18, donde tres entrenadores del Atlético de Madrid dirigen los entrenamientos de 50 niños y niñas.

Además de la colaboración de los técnicos, la Fundación ha proporcionado todo el material deportivo necesario: balones, escaleras, juegos de setas, vallas, conos, petos y equipaciones.

Club de fútbol base Dragones de Lavapiés

Como socio estratégico sobre el terreno, el Ayuntamiento de Madrid y la Fundación Atlético de Madrid cuentan con el club de fútbol base Dragones de Lavapiés.

Nacido en 2014 de una iniciativa vecinal puesta en marcha por un grupo de padres y madres del barrio, en la actualidad está compuesto por ocho equipos infantiles con 150 niños y niñas con más de una treintena de procedencias nacionales distintas.

Son miembros del SDSN Youth (plataforma de jóvenes de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible), la iniciativa de Naciones Unidas para implicar a los jóvenes en la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, y han participado en la celebración del torneo “17 Goles”, en la creación de un programa contra el absentismo escolar y pertenecen a la Mesa de Infancia y Juventud del distrito Centro.

“El fútbol nos hace soñar y soñar es importante para cambiar el mundo. Nos gustaría que nuestros futbolistas aprendieran no sólo a ganar y a perder sino también a ser empáticos y solidarios”, señala Jorge Bolaños, presidente de Dragones.

Vecinos como motor de cambio para transformar el distrito

“La idea de apoyar un proyecto de fútbol en el que participan niños de todo el planeta nos pareció de un gran simbolismo y muy en línea con los valores de nuestra fundación”, explicó desde el club rojiblanco Adelardo Rodríguez.

Tanto es así que el programa se encuentra en su segundo año de existencia. Puesto en marcha el curso pasado para ver qué tal acogida tenía en el barrio, “funcionó tan bien que este año hemos vuelto a repetir” comentó Jorge García Castaño, que remarcó el papel fundamental que tienen los vecinos como motor de cambio para transformar el distrito.

“Si además cuentan con fórmulas de colaboración público-privadas como ésta que les apoyen en sus tareas, el éxito está asegurado”, añadió.

Y es que el distrito contaba con escasos espacios para la práctica deportiva. Por eso en 2016 el Ayuntamiento de Madrid abrió el solar de titularidad municipal situado en Embajadores, 18 convirtiéndolo en un Espacio Polivalente para Actividades Ciudadanas.

Desde entonces acoge diferentes actividades como los entrenamientos de los Dragones de Lavapiés.

Presidido por un inmenso mural realizado por un artista vecino del barrio, el Rey de la Ruina, está compuesto por la silueta de una mujer acompañada por dos corazones con la frase “socialmente iguales, humanamente diferentes, totalmente libres” de Rosa de Luxemburgo.

“El trabajo que está haciendo el club Dragones por incorporar a las niñas a la práctica del fútbol es tan importante como necesario, ya que supone un gran paso para romper estereotipos sobre actividades habitualmente asociadas a chicos y a chicas. Que las niñas puedan elegir jugar al fútbol si así lo desean, que tengan la facilidad de contar con este club y este espacio en su barrio, es algo que desde el área de Género y Diversidad queremos poner en valor como merece, agradeciendo el trabajo del club y agradeciendo también al Atlético de Madrid su apoyo”, concluyó Celia Mayer.

Deja un comentario