El Gregorio Marañón distinguido como centro de excelencia integrado de Oncología y Cuidados Paliativos

  • La Sociedad Europea de Oncología Médica ha reacreditado al Departamento de Oncología del Hospital Gregorio Marañón como Centro Integrado de Oncología y Cuidados Paliativos por cumplir unos estándares de excelencia en la atención a los pacientes de estas áreas.
  • De hecho, el Marañón fue el primer hospital en conseguir esta acreditación en 2005 y la ha mantenido hasta la actualidad.
  • En la unidad de hospitalización de Cuidados Paliativos se ofrece atención personalizada a unos 500 pacientes al año.

El Departamento de Oncología del Hospital Gregorio Marañón ha sido reacreditado por cuarta vez consecutiva como Centro Reconocido en la Integración de la Oncología y los Cuidados Paliativos. Este reconocimiento ha sido otorgado por la Sociedad Europea de Oncología Médica, es una acreditación que tiene una validez de tres años y se renueva en el caso de que el centro candidato demuestre que cumple con los estándares exigidos.

Este programa de acreditación se inició en el año 2003 con el fin de distinguir a aquellos centros oncológicos que proporcionen cuidados de soporte y paliativos de calidad como parte de su rutina habitual de cuidado. En el año 2005, el Departamento de Oncología del Hospital Gregorio Marañón fue el primer centro español en recibir esta acreditación manteniéndola de manera ininterrumpida hasta la actualidad.

Dentro del Departamento de Oncología, la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Gregorio Marañón comenzó sus actividades en 1990 con el objetivo de atender de forma integral a los enfermos de cáncer en situación terminal de nuestro hospital, así como a sus familias. Fue en su momento el primer programa de Cuidados Paliativos de la Comunidad de Madrid, así como la primera unidad en hospital de agudos universitario de España.

Atención personalizada

Cuenta con una plantilla de seis médicos, catorce enfermeras, once auxiliares de enfermería, una psicóloga y una trabajadora social. Son profesionales que acumulan una amplia experiencia en el control de síntomas difíciles y en el manejo de pacientes con alta complejidad, todo ello ofreciendo una atención completamente personalizada a cada enfermo.

Asimismo, mantienen una estrecha colaboración con el resto de servicios del hospital, con lo que se ha adquirido una amplia capacitación tanto el tratamiento al paciente oncológico como con otras patologías.

De hecho es una unidad con una media cercana a los 500 ingresos hospitalarios al año, y que en 2016 llevó a cabo un total de 933 interconsultas en otros servicios del hospital. Asimismo, en consultas externas se valoraron 326 pacientes nuevos y se realizaron 356 revisiones.

Además, está integrada en la red de equipos específicos de Cuidados Paliativos de la Comunidad de Madrid, bajo la dirección de la coordinación regional y dentro del plan estratégico específico.  Dentro de esta red, mantiene una gran actividad tanto en el ámbito docente como de investigación.

Deja un comentario