PSOE de Madrid, cuidándonos

por Juan Pedro Rodríguez, profesor de Historia y miembro del Comité Regional del PSOE-Madrid.

Más de 20 años de gobiernos del PP en Madrid nos han sumido a los socialistas, como estructura política y como militancia, en una profunda crisis, y en una gran tristeza. Por suerte nuestra militancia no ha perdido la ilusión, la sonrisa, la laboriosidad, la capacidad, pero no podemos condenarles al estoicismo, a la crónica tristeza. Entre medias, el PSOE de Madrid, como estructura política, lo ha intentado de muchas maneras, pero en cada derrota se abrían crisis internas, se agotaban las paciencias. No éramos capaces de encontrar el camino de vuelta a ganar la confianza, ni entre nosotros, ni hacia la militancia, ni mucho menos hacia la ciudadanía. Hemos estado a punto de perder la capacidad de ser un partido de referencia.

En el proceso de primarias abierto en el PSOE de Madrid, somos muchas personas las que tenemos la confianza de que no sea uno más, sino el que nos devuelva la confianza y el respeto en todos los aspectos. Durante estas semanas he seguido a todos los candidatos, he leído sus propuestas programáticas, y recomiendo que mañana lunes se siga en directo el debate entre los candidatos, José Manuel Franco, Juan Lobato y Eusebio González. Un proceso de primarias que me está pareciendo muy respetuoso.

No puedo negar que me identifico con el proyecto de PSOE de Madrid que está presentando José Manuel, pero lo más importante es no quedarse en casa, participar en las primarias el sábado próximo. Y para ello es necesario que los militantes hagan el ejercicio de responsabilidad de leer los programas y seguir el debate. Es una petición que humildemente hago.

De la campaña, en la cual he asistido a un par de actos de José Manuel, y de la cual quedan todavía unos días, me quedo diferentes impresiones que me gustaría destacar. En ambos actos ha habido una presentación global del candidato y luego ha intercambiado impresiones y debatido con los participantes. He escuchado a los compañeros y compañeras sobre todo pedir a Franco que sea libre a la hora de organizar sus equipos de trabajo y que llegue ligero de equipaje, es decir de compromisos. Que su compromiso máximo sea con la militancia. He escuchado como le recordaban los problemas de Pedro Sánchez al respecto, teniendo una ejecutiva que fue su caballo de Troya. Pedían a José Manuel que en ese sentido no tiente la suerte, y que no adapte los nombres de personas a su ejecutiva o estructura, sino por contra, que el diseñe una ejecutiva o estructura por áreas y ahí encaje a los mejores. Los participantes han insistido mucho en esta idea durante sus intervenciones. Además, el nivel de exigencia de los militantes es mucho mayor hacia los responsables políticos, ya sean orgánicos o institucionales, y el compromiso de José Manuel es muy fuerte al respecto. Es decir, que los responsables deben rendir cuentas de una forma más periódica y prefijada. Señalo dos ideas de José Manuel, la de configurar una ejecutiva totalmente paritaria y la creación de un secretaría de los mayores. De hecho, he visto que en la candidatura han trabajado de manera especialmente activa el grupo de mayores y el grupo de mujeres (Feministas con José Manuel Franco), y el candidato se ha volcado con ambos colectivos realizando diferentes actos y presentaciones con mayores y con feministas, y en general con cuestiones de igualdad y de movimientos sociales.

Otro aspecto que preocupa a los compañeros y en el cual he visto muy receptivo a José Manuel es la dinamización de las agrupaciones y de la propia federación. La apertura de las agrupaciones, con actividades o algo tan sencillo como que cada vez que llegue alguien con un problema encuentre ayuda. Cosa que no debe ser difícil si se gestiona bien el PSOE de Madrid, porque somos un partido con afiliados con mucho talento, con mucho que aportar desde su experiencia y ámbitos de trabajo. Le he visto repetir una y otra vez, que hoy ayudamos desde la oposición, pero algún día gestionaremos, que es lo que necesitamos y necesitan los madrileños y madrileñas, en un contexto en el cual la brecha social se está ampliando de manera atroz. Gobernar para aplicar políticas progresistas como los compañeros y compañeras que gobiernan diferentes municipios de la Comunidad de Madrid.

Tengo la sensación de que como organización por desgracia llevamos 20 años escribiendo renglones torcidos, siempre con nervios y tensiones. Y creo que Franco, por su perfil de diálogo y consenso, fomenta un clima de gran respaldo que nos puede ayudar a retomar la confianza entre nosotros, y de la propia sociedad hacia nosotros. Creo que es momento de trabajar y de actualizarnos aprovechando el cercano Congreso Regional que hay tras las primarias, para que llegado el momento no salgamos a empatar o a perder elecciones, sino a ganar como partido; y cuando lleguen las elecciones por fin ganar al PP, porque quien tiene la capacidad de gobernar, de gestionar y de solucionar los problemas de los madrileños y madrileñas, somos nosotros los socialistas. Para ello debemos hacernos fuertes sumando proyectos y personas, creando hábitos sanos de trabajo, con constancia, porque somos una organización de un capital humano impresionante y porque somos muchos los que estamos cansados de enfrentarnos. Porque queremos trabajar, porque además el trabajo nos hace compañeros y fomenta una convivencia que nos une. Es el momento de engrasar la maquinaria, de encontrar nuestro espacio que es la izquierda, y de mostrarnos de manera sincera a los madrileños y madrileñas. Cuidándonos, cuidando el PSOE de Madrid y cuidando lo que nuestras siglas suponen para la historia de este país, y demostrando que nadie mejor que el PSOE puede velar por el interés general de la ciudadanía.

Porque si cambiamos hace décadas Madrid para bien, ahora lo volveremos a hacer.

Deja un comentario