El paro crece en agosto en Madrid y se mantienen la temporalidad y la baja calidad del empleo

La Comunidad de Madrid sufre un parón en la recuperación del empleo y, a pesar de que el mes de agosto sigue registrando empleo estacional, los datos de paro registrado arrojan un incremento de 3.865 personas desempleadas más, situando la cifra de personas desempleadas en 383.307, un 1,02% más que el mes anterior.

Además se mantiene la brecha de género, lo que supone que el 58,2% de las personas desempleadas son mujeres. También se repite el mal comportamiento del empleo en el sector de los servicios que, habiendo liderado la reducción del desempleo en meses anteriores, ahora, y en campaña de verano, registra 4.203 personas desempleadas más.

Este dato negativo se suma al del mes pasado de julio, el peor de los últimos tres años y que rompe con una tendencia a la recuperación del empleo que, desde CCOO “se venía denunciando por insuficiente y poco sólida, a pesar de las declaraciones autocomplacientes realizadas por la Comunidad de Madrid y que rechaza este sindicato porque no tienen en cuenta que Madrid tiene niveles de desempleo a día de hoy muy superiores a los que tenía antes de la crisis”.

Y aunque la Región crece en términos de PIB, “no traslada ese crecimiento de la riqueza al empleo y a las condiciones de trabajo, lo que debería suponer una prioridad para nuestra región para que Madrid no se vea marcada por la desigualdad y la pérdida de cohesión”, denuncia el sindicato.

En cuanto a beneficiarios de prestaciones, en el mes de agosto las personas desempleadas que recibieron algún tipo de prestación supusieron 187.861, de las cuales 114.689 recibían una prestación contributiva. Para CCOO, “aunque el dato de personas con prestación ha crecido, es totalmente insuficiente y en Madrid hay alrededor de 200.000 desempleados que no tienen ninguna prestación”.

“La calidad del empleo sigue siendo también mala. La contratación ha bajado notablemente en el mes de agosto, pasando de 221.877 a 160.487 los contratos que se firman, pero se mantiene el porcentaje de contratos temporales en el 85%, una tendencia que no solo no se corrige sino que ha venido aumentando a lo largo del año y que marca un mercado de trabajo con una alta rotación. La afiliación a la Seguridad Social refleja también el mal dato del empleo, con una afiliación de 2.964.789 personas, lo que supone una caída de 35.000 cotizantes respecto a julio”.

Para CCOO “es fundamental que desde la Comunidad de Madrid se apueste por políticas en materia económica para promover el desarrollo de nuevos sectores, de alto valor añadido y capacidad de generación de empleo, y a la vez por mejorar la calidad de los que existen y protagonizan el crecimiento económico de la región. Esta apuesta por el cambio de modelo productivo, así como la creación de empleo en el sector público, deben ser líneas prioritarias en los Presupuestos madrileños de 2018”.

Es necesario también “un cambio en la cultura empresarial para apostar por una profesionalización de todos los sectores, que pasa necesariamente por la estabilidad en el empleo y la mejora de las condiciones de trabajo. Por último son necesarias políticas de protección de las personas desempleadas para evitar que las situaciones de paro que se prolongan en el tiempo se conviertan en situaciones de pobreza y exclusión”, reivindican desde CCOO.

Deja un comentario