6 bomberos de la Comunidad de Madrid participan en el World Rescue Challenge 2017

El Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid participa en el World Rescue Challenge 2017, campeonato mundial de maniobras de “descarcelación” y rescate de víctimas en accidentes de tráfico, en el que participan 50 equipos de rescate profesionales de todo el mundo. El encuentro se desarrolla en Rumanía desde el pasado miércoles y cuenta con la participación de 50 equipos especializados en rescate.

Aunque con formato de competición, la finalidad última de la convocatoria es reunir en un solo punto a los equipos profesionales más avanzados del mundo en rescate de víctimas por accidentes de circulación para intercambiar experiencias, exponer nuevos avances tanto en la tecnología como en los procedimientos operativos y, en general, mejorar las habilidades de los profesionales en este aspecto concreto de la actividad en emergencias.

Dos modalidades

La participación se lleva a cabo en una doble vertiente: una, en la modalidad denominada “trauma”, orientada principalmente a la atención médica a las víctimas de tráfico en emergencias; y la otra, bajo el epígrafe de “rescate”, que se centra en las técnicas, recursos, herramientas y rutinas no sólo para lograr una mayor efectividad en el rescate de personas atrapadas en un accidente de circulación sino, también, para evitar causar mayores daños a las víctimas durante las operaciones de rescate.

El equipo del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid está formado por seis profesionales, elegidos por su alta cualificación en este tipo de intervenciones. De hecho, algunos de los participantes son miembros del Servicio de Formación encargado de formar y reciclar al resto de la plantilla de bomberos en esta especialidad de la emergencia.

La asistencia por accidentes de tráfico es una de las actividades principales en la formación de los bomberos profesionales tras su ingreso en el Cuerpo. Además, se llevan a cabo de manera continua cursos de reciclaje para la puesta al día de cada bombero, debido a la rápida y continua evolución de las tecnologías mecánicas y de seguridad en los vehículos que circulan por nuestras carreteras.

 

Deja un comentario