La Comunidad de Madrid concluye la restauración de un retablo del siglo XVIII en la Iglesia de “Las Góngoras”

La Comunidad de Madrid ha acabado la restauración del retablo dedicado a la Virgen de la Soledad de la iglesia de las Mercedarias de la Purísima Concepción. La conocida como iglesia de ‘Las Góngoras’, destaca por su conjunto de retablos-hornacina, de los que en los últimos años ya habíamos restaurado 6. Los dos restantes, la embocadura del altar del Cristo de la Buena Muerte y el de la Virgen de la Soledad, el más importante artísticamente, los hemos recuperado este año.



La iglesia y convento de las Mercedarias de la Purísima Concepción, en el distrito de Centro (barrio de Chueca), es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura barroca madrileña de la segunda mitad del siglo XVII, y fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Monumento en el año 2012.

El consejero de Presidencia, Justicia y Portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, acompañado por la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini, ha visitado esta mañana la iglesia de ‘Las Góngoras’ y ha podido apreciar de primera mano los trabajos ya finalizados de restauración integral que se han llevado a cabo en el retablo de Nuestra Señora de la Soledad y en la embocadura del altar del Cristo de la Buena Muerte, que les han devuelto su esplendor original tras una intervención minuciosa.



El retablo de Nuestra Señora de la Soledad recién restaurado por la Comunidad de Madrid es una muestra del estilo de transición del último Barroco al Neoclásico en el que coexisten distintos tipos de decoración. La desecación en la madera había producido desajustes en las partes, con aparición de grietas y fisuras, además de quemaduras por focos directos que afectaban a la policromía, así como oxidación y suciedad generalizada.

Además, la embocadura de la hornacina sin retablo que hace funciones de altar de la talla del Cristo de la Buena Muerte y que se encuentra junto al retablo-hornacina de la Virgen de la Soledad, estaba sucia y ennegrecida, por lo que se ha procedido al limpiado y recuperación de su policromía original y de la verja que protege la grada del altar.

La Dirección General de Patrimonio Cultural ya había destinado entre 2011 y 2016 un total de 109.000 euros para la restauración de los retablos de ‘Las Góngoras’, a los que se suman los 21.719 euros que se han invertido en esta última intervención.



Lienzo inédito de un discípulo de Velázquez
Aprovechando los trabajos de restauración, la Comunida de Madrid ha procedido a actualizar el inventario de bienes de la iglesia de las Mercedarias de la Purísima Concepción, accediendo por primera vez a la clausura del convento, lo que ha permitido localizar y catalogar obras de arte de gran relevancia. “El hallazgo más destacado -ha anunciado el consejero- es el lienzo ‘La última cena’, de Juan de Alfaro (Córdoba, 1643-1680), una obra inédita de valor excepcional”.

Alfaro fue discípulo de Velázquez y sólo hay otra obra de su autoría en la Comunidad de Madrid, ‘La Asunción de la Virgen’. Esta obra, que se encuentra en la zona de clausura del convento, no es visitable.

 

Deja un comentario