El juez imputa a Sánchez Mato y Celia Mayer, concejales de Ahora Madrid, por el caso del Open de Tenis

Este martes el juzgado de instrucción número 21 de Madrid ha citado a declarar en calidad de imputados a Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer, concejales de Ahora Madrid, por tres supuestos delitos de prevaricaciónmalversación de fondos públicos y delito societario.




Estos presuntos delitos se habrían cometido tras la decisión de estos ediles de denunciar ante la Fiscalía el acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid y el Mutua Madrid Open, todo a espaldas de la alcaldesa Manuela Carmena.

Tanto Carlos Sánchez Mato como Celia Mayer tendrán que declarar el 18 de septiembre sobre las 10:30 horas, como investigados. Junto a ellos también ha sido imputada Ana Varela, ex consejera delegada de Madrid Destino.

Estas imputaciones provienen de la querella que presentó el Partido Popular el pasado 16 de mayo, a partir de la cual el juez ha estimado que se habría incurrido en tres supuestos delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos y delito societario.




La decisión de ambos ediles, en ese momento Presidenta y Vicepresidente de Madrid Destino, de llevar los contratos del Open de Tenis a la Justicia provocó una importante crisis interna en Ahora Madrid, ya que lo hicieron sin la aprobación de Manuela Carmena ni de Luis Cuento, Coordinador General del Consistorio.

Motivación de la imputación

Al parecer, Mato y Mayer financiaron con dinero de la empresa pública Madrid Destino dos informes externos que sirvieron de base para la denuncia al Open de Tenis. Estos informes fueron entregados a Anticorrupción de forma personal y sin avisar de ello ni a Manuela Carmena ni a la dirección de Madrid Destino. Estos informes, encargados sin concurso público, costaron 100.000 euros, a pesar de ya existir hasta 3 estudios previos que descartaban la existencia de ilegalidades en el contrato con el  Open de Tenis.




Ambos ediles investigaron este contrato entre el Open y el Ayuntamiento de Madrid, considerando que la empresa organizadora cobraba de más, pasando de 1,5 millones de euros a 10 millones de euros en los últimos años. Sin embargo, un informe municipal explicaba que estos cálculos de los ediles de Ahora Madrid eran erróneos.

Por su lado, Manuela Carmena ya expresó en mayo que fue un “error” esta denuncia. Incluso en una comisión, la alcaldesa afirmó que “las personas que tomaron esa decisión han asumido que no lo hicieron bien”.

Deja un comentario