Más espacio en el proyecto definitivo del Polideportivo de la Cebada

  • La propuesta final recoge las aportaciones realizadas en el proceso participativo: un espacio de gestión vecinal en la cubierta, más espacio para la pista deportiva, y una cubierta para la cancha de baloncesto
  • La plaza será acondicionada para que no se generen ruidos y molestias
  • El proyecto mantiene otras muchas instalaciones del plan inicial una piscina pública, zonas de gimnasio y musculación, un rocódromo y otros espacios multiusos que podrán adaptarse en función de futuras tendencias




El proyecto definitivo del nuevo Polideportivo de La Cebada se presenta a los vecinos y vecinas del distrito Centro con las aportaciones realizadas durante el proceso participativo. Un lugar de gestión vecinal y más espacio para la pista deportiva o los vestuarios se incorporan a la propuesta original, que incluye piscina, rocódromo, gimnasio y otras muchas instalaciones.

Está previsto que las obras comiencen a finales de año y que el polideportivo entre en funcionamiento en 2019, acabando de esta manera con un vacío de diez años de instalaciones deportivas en la zona.

Las nuevas instalaciones incluyen, tal y como figuraba en el proyecto presentado a principios de año, una piscina pública, pistas deportivas, cancha de baloncesto, zonas de gimnasio, musculación y actividades, además de zonas de vestuarios y administración. También habrá un rocódromo y otras instalaciones deportivas multiusos que podrán adaptarse en función de futuras tendencias.




Ahora se han incorporado además las aportaciones realizadas por vecinos y vecinas durante el proceso participativo. La cancha polideportiva se ha ampliado hasta una superficie de 20 por 40 para para permitir que se realicen competiciones; la cancha de baloncesto incorpora un cerramiento que permitirá protegerse mejor del sol y el frío; los vestuarios se amplían y se colocan a la misma altura que los dos vasos de la piscina, mejorando así la accesibilidad.

Entre las incorporaciones al proyecto final figura la de un espacio de gestión vecinal en la cubierta tal y como se pedía. También atendiendo a las aportaciones del proceso participativo se han modificado aspectos de la plaza exterior que aminoren el ruido y las molestias para los vecinos y vecinas.

Más de 5.000 metros y 8 millones

La superficie construida del polideportivo ascenderá a 4.065 metros cuadrados y el espacio público abierto a la plaza de la Cebada sumará 1.330 metros cuadrados.




El presupuesto de la intervención se ha estimado en unos 8 millones de euros repartidos en los ejercicios 2017, 2018 y 2019. Tras la presentación del proyecto se abre un periodo de licitación que estará concluido a lo largo de este año. Se iniciarán entonces las obras de construcción que permitirán tener las instalaciones de La Cebada en pleno uso en el año 2019.

El proyecto propone la incorporación de energías sostenibles y respetuosas con el medio ambiente con la implantación de placas fotovoltaicas en la cubierta y la instalación de sistemas pasivos de control solar en las fachadas

Camino hacia el proyecto

El diseño del nuevo equipamiento polideportivo ha contado con la participación ciudadana de los vecinos y vecinas del barrio en el marco de un proceso abierto por la Junta de Distrito Centro en mayo de 2016.

El pasado mes de diciembre la Dirección General de Patrimonio del Área de Economía y Hacienda presentó propuestas de equipamiento en una sesión celebrada en la Junta de Centro, donde representantes de las diferentes asociaciones pudieron analizarlos apoyados por los arquitectos municipales.  Finalmente, en enero de este año fue presentado públicamente el proyecto, que pretendía recoger el espíritu participativo y vecinal del Campo de Cebada y responder a las necesidades detectadas para el barrio de La Latina y el Distrito Centro. Posteriormente se han incorporado modificaciones consensuadas a partir de las sugerencias originadas tras la presentación de ese primer proyecto.




La Plaza de la Cebada ocupa un lugar destacado en la historia de Madrid desde su construcción en el siglo XVI, y ha sido siempre lugar de mercado, evolucionando desde el aire libre hasta el hormigón del edificio actual. A su lado se levantó en 1968 el polideportivo de La Latina, que incluía piscina, gimnasio, sala de halterofilia y de musculación. En agosto de 2009 la instalación deportiva fue derribada por el Ayuntamiento, dejando un gran solar vacío en el centro de la ciudad.

Desde 2011 el Campo de Cebada ha funcionado como plaza abierta a la ciudadanía con cabida para huertos urbanos, proyecciones, conferencias, eventos deportivos, exposiciones o ferias. Concebido como proyecto temporal a la espera de recuperar las instalaciones públicas, el modelo de gestión y uso del Campo de Cebada ha puesto en valor la participación de vecinas y vecinos y la protección de un espacio de uso público y gratuito para todas las generaciones del barrio. Con el proyecto de polideportivo se pretenden mantener el espíritu de colaboración y encuentro vecinal.

Deja un comentario