Varios espacios del Jardín Botánico de Madrid se “abrigarán” para sensibilizar a la sociedad sobre la miastenia

  • El Real Jardín Botánico colabora con la Asociación Miastenia de España (AMES) y la Asociación IAIA a través del proyecto “Tejido Social” para sensibilizar a la sociedad sobre la miastenia, una enfermedad diagnosticada como poco frecuente.
  • Varios espacios del Jardín Botánico se ‘abrigarán’ con mantas y bufandas de lana durante diez días como una llamada de atención social coincidiendo con la celebración del Día Mundial de esta enfermedad el 2 de junio.




No solo la esperanza, también la solidaridad se viste de verde. Así como la sensibilidad y la conciencia, otros dos sentimientos con los que se identifican los principios del Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) que estos días se suma a la Asociación Miastenia de España (AMES) y la Asociación IAIA, a través del proyecto “Tejido Social”, para concienciar a la sociedad sobre la miastenia, una enfermedad considerada como poco frecuente coincidiendo con la celebración de su Día Mundial el 2 de junio.

Durante diez días los visitantes que recorran el Jardín Botánico encontrarán que varios de sus espacios estarán ‘abrigados’ con mantas y bufandas de lana, la mayoría de ellas verdes, el color simbólico de la miastenia, el mismo que estos días viste las plantas del Jardín. Verde sobre verde. El objetivo es sencillo y doble: hacer visible esta enfermedad a los ojos de estos visitantes, y, por extensión, al resto de los ciudadanos, y reivindicar el asociacionismo como un factor benéfico para toda la sociedad.




La miastenia está considerada una enfermedad poco frecuente, de origen desconocido, crónica y autoinmune que se caracteriza por la debilidad y fatigabilidad de los músculos esqueléticos o voluntarios a consecuencia de una disfunción en la unión neuromuscular. La incidencia de la miastenia gravis es de alrededor del 20% de aquejados por cada 100.000 habitantes, lo cual significa que en España hay una cifra aproximada de algo más de 9.600 personas afectadas por esta enfermedad.

En este proyecto se tejen cuadrados verdes -en sintonía con el color simbólico de la miastenia-, de 20 x 20 cm que se convertirán en mantas. Cada manta está compuesta de 36 cuadrados (1,20 x 1,20 m). Lo ideal es que cada cuadrado sea de una persona diferente ya que personifica que muchas manos darán abrigo a quien lo necesite. Y durante el proceso se realiza un intercambio generacional, tejiendo desde niños, jóvenes y mayores, así como personas de toda índole social y en distintos talleres y encuentros para tejer.




Abrigando la ciudad versus aunando fuerzas

Dos lemas, “¡Abrigando la ciudad, con mantas para gente sin hogar!”, que promueve IAIA, y “¡Aunando fuerzas, tejemos futuro”, que defiende AMES, unen dos loables causas que hace propias el RJB: dar abrigo a personas necesitadas y sensibilizar sobre una enfermedad rara. El tejido como instrumento de cambio social.

Deja un comentario