Manuela Carmena: “La edad no puede ser un elemento de diferenciación ni de discriminación”

Afrontar el nuevo retrato demográfico de la sociedad que el envejecimiento de la población está actualmente dibujando. Hacerlo desde una perspectiva nueva, que se aleje del concepto tradicional sobre las personas mayores y abra paso a una nueva cultura donde ese colectivo sea considerado como un activo de la sociedad.  




Son el punto de partida del VI Congreso Dependencia y Calidad de Vida, a cuya inauguración ha asistido hoy martes, 23 de mayo, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, quien, de entrada, señaló la necesidad de redefinir el concepto de personas mayores: “Lo importante es hablar de personas y empezar a pensar que la edad no es un elemento de diferenciación ni discriminación”.

Carmena ha estado acompañada, entre otros, por Mario Garcés, secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad; Belén Prado, viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid; y Eduardo R. Rovira, presidente de la Fundación Edad&Vida, organizadora del congreso.




La Fundación nació en el año 2000 para fomentar la corresponsabilidad y el equilibrio entre el sector público y la iniciativa privada ante los retos económicos y sociales del cambio demográfico. Durante el acto, Carmena insistió en la necesidad de rehuir de etiquetas y devolver el protagonismo a estas personas. No basta con que reciban cuidados, hay que reconocerles  el papel que pueden jugar.

“La experiencia tiene que ser protagonista. Es una riqueza tan grande para los sectores más jóvenes que no la podemos perder”, subrayó al tiempo que repasó las principales líneas  de la política municipal. También incidió en la necesidad de hacer programas contra la soledad no deseada que, en sus palabras, “es un atentado para la salud, que disminuye la capacidad de conseguir satisfacción en el entorno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *