El Foro sobre Violencias Urbanas de Madrid cierra con diez compromisos para la construcción de Ciudades de Paz

  • “Me gustaría que pronto pudiéramos anunciar cuál va a ser la ciudad y el alcalde que asumen la antorcha que dará continuidad a este Foro”, dijo la alcaldesa madrileña.
  • La declaración institucional Compromiso de Madrid reclama “mecanismos de control ciudadano y transparencia en la gestión local”, para erradicar la “lacra social” de la corrupción.
  • Las medidas que establece dicha declaración parten de la necesidad de tener una óptica integral, alejada del enfoque simplista de la “persecución y el castigo”, para ahondar en las causas de las distintas violencias.
  • El atentado que sufrió ayer noche París refuerza para Carmena el sentido de este encuentro. “Tenemos que hacer una política de reflexión sobre la necesidad de parar esta violencia”.




Tras dos días de agenda intensa, el Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz cierra su primera edición con una clara vocación de continuidad. El Compromiso de Madrid Ciudades de Paz, la declaración institucional final, establece la creación de una Secretaría Técnica Internacional, para hacer que este encuentro  “siga vivo, formando parte de la agenda internacional de las ciudades”. Un deseo explícito además de la alcaldesa de Madrid: “Me gustaría –dijo- que pronto pudiéramos anunciar cuál va a ser la ciudad y el alcalde que asumen esta antorcha para continuarlo”. Por lo pronto, el documento marca un plazo de dos años para contar con una Agenda Local sobre Violencias Urbanas y Educación. La respuesta de los participantes inscriptos, lo avala: 3.500 personas, de cerca de 70 países.

Manuela Carmena ha clausurado la cita, acompañada por Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana; Luis Revilla, alcalde de la Paz, y Emilia Sáiz, secretaria adjunta  de la Red Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales y Regionales Unidos (CGLU). Es un día marcado por un nuevo atentado en París, ocurrido ayer por la tarde, un hecho que refuerza la “sensación”, en palabras de la alcaldesa madrileña, de que “lo importante es seguir trabajando y buscar todo tipo de aliados para la paz. Tenemos que hacer una política de reflexión sobre la necesidad de parar esta violencia. El camino irreversible de la humanidad es la cooperación”, añadió.




El documento recoge el espíritu que impulsó la creación del Foro, resume lo que ha dado de sí el encuentro y fija los compromisos que los gobiernos locales y las organizaciones de la sociedad civil asumen tras el mismo. En ese decálogo de responsabilidades que hacen suyas las ciudades, el primer lugar lo ocupa la defensa de la paz frente a la guerra, en consonancia con el enfoque del secretario general de Naciones Unidas, “centrado en la prevención de la guerra y el sostenimiento de la paz, como principal respuesta al conflicto, posicionando a las ciudades como actores clave para cumplir con esa agenda de prevención”. A nivel estatal, desde el Foro de Madrid se exhorta a los gobiernos nacionales a estrechar la colaboración con los entes locales  para fomentar “la supervisión y el cumplimiento de los tratados internacionales, las leyes y otros mecanismos para proteger los derechos humanos que ayuden a prevenir las violencias urbanas”.

Lucha contra la corrupción y programas de prevención

La lucha contra la corrupción se perfila como otro de los elementos clave para la convivencia pacífica. Desde el convencimiento de que es evitable, el Compromiso de Madrid reclama “mecanismos de control ciudadano y transparencia en la gestión local”, para erradicar  esa “lacra social”, que socava la democracia, “carcome el estado de derecho y en el terreno social destruye valores éticos y espirituales como la solidaridad y la justicia”.




El resto de los compromisos recogen la necesidad de alentar y fomentar iniciativas que den respuesta a las distintas caras que la violencia muestra en los núcleos urbanos y que se han visibilizado en las distintas mesas y plenarias del encuentro. Siempre desde una óptica que quiere alejarse del enfoque simplista de la “persecución y el castigo” y persigue ahondar en las causas.

El fomento de las políticas de equidad e inclusión social y de políticas de cuidados se revela imprescindible. Las primeras, porque no es posible acabar con las violencias urbanas “si no ponemos fin a las relaciones de dominio y desigualdad”. En el segundo caso, igualdad de género requiere de políticas de cuidados, unas tareas, tradicionalmente atribuidas a las mujeres, que “deben ser visibles, universales y socializadas a través de la acción de la comunidad”, reconoce el documento.




La mediación y la concertación social, la promoción de la convivencia, el respeto y la diversidad y, finalmente, el fomento del derecho a la ciudad, que garantice los derechos humanos y la sostenibilidad son el resto de los compromisos asumidos desde este Foro. La demostración de cajón peruano, a cargo de Mundo Cajón, con los participantes de la clausura como alumnos, ha puesto fin al Foro.

Compromiso Madrid Ciudades de Paz – PDF >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *