Arganzuela y Retiro lanzan un proceso participativo para “repensar” el entorno de Pedro Bosch

  • Las Juntas de Arganzuela y Retiro, junto al Área de Desarrollo Urbano Sostenible, presentan un proyecto de talleres abiertos a la ciudadanía para repensar el entorno urbano del puente de Pedro Bosch.
  • El primer taller se celebrará el viernes 21 de abril en la Nave Daoíz y Velarde y contará con los concejales de distrito Nacho Murgui, y Rommy Arce para presentar la conveniencia y oportunidad de abrir este proceso de diagnóstico sobre el puente y sus alrededores.




Las Juntas de Arganzuela y Retiro han lanzado, junto con el Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible, un proceso de participación abierto a la ciudadanía de ambos distritos para estudiar alternativas de espacio urbano al actual entorno del puente de Pedro Bosch. Esta calle, que une Doctor Esquerdo con Méndez Álvaro y transcurre en su mayor parte por un paso elevado sobre las vías de tren de Atocha y la avenida de la Ciudad de Barcelona, supone en la actualidad una barrera arquitectónica entre Retiro y Arganzuela, especialmente para peatones y ciclistas.

El objetivo de este proyecto interdistrital es pensar colectivamente posibles intervenciones que conviertan esta plataforma en un espacio que realmente una los barrios de Atocha, Pacífico y Adelfas, y establecer unas conclusiones que sirvan como guía en la próxima convocatoria de concurso de ideas para la intervención sobre Pedro Bosch.




El proyecto consistirá en 5 sesiones repartidas en distintos puntos (centros culturales, colegio) de los barrios atravesados por el puente con el fin de que sean los vecinos y vecinas de la zona los que decidan, en base a los problemas detectados y soluciones planteadas, sobre los usos del puente y así poder establecer prioridades y fases, etc. para próximas actuaciones sobre la zona.

El primero de los talleres se celebrará el próximo viernes 21 de abril en la Nave Daoíz y Velarde y contará con la presentación y apertura en la que el concejal de Retiro, Nacho Murgui, y la concejala de Arganzuela, Rommy Arce, presentarán, junto al equipo técnico que está coordinando el estudio de la zona, el inicio del diagnóstico de los alrededores del puente, las características técnicas del entorno, y las necesidades y demandas manifestadas hasta la fecha por los habitantes de la zona.

El High Line de Nueva York o el Promenade Plantée de París como referencia




Estos talleres surgen con la idea de materializar todos los debates que hasta ahora se han dado en torno a los puentes urbanos en cuanto a movilidad (coches/ciclismo), conectividad y/o accesibilidad para peatones, existencia de zonas verdes y espacio público. Algunos de los ejemplos de proyectos alternativos más conocidos como el High Line de Nueva York o el Promenade Plantée de París han asentado las bases de un nuevo modelo de ciudad en el que los vecinos y vecinas se han reapropiado de infraestructuras que les eran ajenas o suponían barreras de movilidad y sostenibilidad hasta entonces.

En este sentido, dentro del proyecto participativo sobre el puente de Pedro Bosch hay previstos dos eventos culturales para el 28 de mayo y el 17 de julio y una exposición de la EMT para la Semana de Movilidad de Madrid en septiembre, que pretenden ser experiencias piloto de lo que podría ser la peatonalización de Pedro Bosch.

Deja un comentario