Se presentan las conclusiones del proyecto piloto SIMON a favor de las personas con movilidad reducida

  • Madrid ha participado junto a las ciudades de Lisboa, Parma y Reading en las experiencias piloto del proyecto SIMON financiado por la Comisión Europea.
  • Se han incorporado dispositivos electrónicos en la tarjetas para personas con movilidad reducida (TEPMR) para facilitar el estacionamiento y evitar el uso fraudulento de las tarjetas .
  • Se ha creado la aplicación “Simon Mobile”  que permite conocer la situación de reservas de aparcamiento libres, entre ellas las del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) .
  • También ofrece información sobre itinerarios accesibles utilizando el transporte público.




Promover la integración de las personas con movilidad reducida, facilitando sus desplazamientos y el aparcamiento en la ciudad mediante la utilización de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), es el objetivo del proyecto europeo SIMON, en cuya experiencia piloto ha participado Madrid junto a las ciudades de Lisboa, Parma y Reading. Hoy, martes 14 de febrero, se ha celebrado una jornada en la que se han presentado las conclusiones de este piloto y que ha inaugurado la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

“Ninguna ciudad será nunca sostenible ni amable si no hay un principio claro de accesibilidad universal y de igualdad en la utilización del espacio para todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas. Por este motivo, nos parece de una enorme importancia haber podido participar en este proyecto”, ha declarado la delegada en la presentación de esta Jornada.

Entre los retos planteados por el proyecto SIMON están la reducción del fraude en estacionamientos públicos por utilización indebida de tarjetas para personas con movilidad reducida (TEPMR), propuestas de soluciones específicas multimodales para personas mayores y con movilidad reducida.




En el caso de Madrid, el Ayuntamiento ha llevado a cabo, con resultados positivos, una experiencia piloto que ha consistido en la modernización de las tarjetas de aparcamiento para personas con movilidad reducida (TEPMR), mediante la incorporación de dispositivos electrónicos (etiqueta NFC y código QR). De esta forma, los controladores del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) y los agentes de movilidad pueden verificar la autenticidad de las tarjetas, evitando así su uso fraudulento. Desde mediados de 2016 todas las tarjetas TEPMR que expende el Ayuntamiento, nuevas o renovadas, llevan ya incorporados estos dispositivos.

Dentro de esta lucha contra el fraude, en 2016 hubo 2.355 denuncias relacionadas con el uso indebido de estas tarjetas.

Por otra parte, en el marco del proyecto se ha creado la app “Simon Mobile”, disponible gratuitamente para dispositivos Android e iOS, que permite localizar plazas de reservas de estacionamiento libres, así como registrar la utilización de un espacio de aparcamiento reservado para TEPMR y su control por parte de agentes de movilidad y controladores del SER. Esta aplicación también ofrece información sobre itinerarios accesibles utilizando el transporte público.

En la ciudad de Madrid hay 32.421 tarjetas TEPMR en vigor, que autorizan a sus titulares a acceder a las Áreas de Prioridad Residencial (APR) y a aparcar en las 150.000 plazas del SER y en diversas reservas de estacionamiento dentro de la ciudad como la carga y descarga. Actualmente existen 7.350 reservas de estacionamiento para personas con movilidad reducida con TEPMR (2.083 dentro de la zona SER), que cuentan con 8.853 plazas reservadas (2.568 en zona SER).




Los titulares de estas tarjetas pueden, además, circular y aparcar cuando hay restricciones de estacionamiento por la aplicación del protocolo por contaminación de NO2 y cuando se aplican temporalmente limitaciones de circulación en zonas concretas, como en la Gran Vía las pasadas Navidades. Estas mismas facilidades se ofrecen a las personas titulares de tarjetas TEPMR cuando hayan sido expedidas en otro municipio, comunidad autónoma o incluso en otro país de la Unión Europea. 

La experiencia de Madrid

Desde el pasado mes de junio hasta ahora se han cargado 6.000 tarjetas con información sobre seguridad (códigos NFC y QR) y se han puesto en circulación más de 4.000 tarjetas SIMON. Además, 48 usuarios han participado voluntariamente en el proyecto piloto activando su tarjeta, de modo que sus datos pasan a la app que registra que esa plaza está ocupada, y 350 personas han descargado “Simon Mobile”..

Los objetivos de esta experiencia piloto son disponer de datos de acceso a la app (número de accesos, tiempo de uso, funciones utilizadas, número de validaciones, etc.) para evaluar la utilización del sistema, conocer la opinión de los usuarios e identificar áreas de mejora y usabilidad real.

Este piloto permitirá mejorar la gestión de expedición de TEPMR. El pasado año ya se implantó la cita previa que próximamente se ampliará  a 26 oficinas de atención a la ciudadanía de Línea Madrid.




Entre las propuestas municipales para las TEPMR están la solicitud de elevar a rango de decreto la regulación de estas tarjetas y establecer un régimen sancionador, con rango de ley, que dé amparo a la sanción municipal por usos indebidos.

Financiación europea

En los pilotos del proyecto SIMON, financiado por la Comisión Europea dentro del Programa Marco de Innovación y Competitividad, han participado el Ayuntamiento de Madrid, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, la Universidad Politécnica de Madrid, el Instituto de Biomecánica de Valencia, la empresa española ETRA I+D, la empresa alemana Locolslab GMBH, EMEL empresa pública de Estacionamiento de Lisboa E.E.M. e Infomobility SPA de Italia. Durante 18 meses se han probado, tanto en laboratorio como en condiciones reales, las diferentes aplicaciones y servicios desarrollados en el proyecto SIMON.

Para dar solución a los problemas de movilidad, comunes a las grandes ciudades, que tienen las personas con discapacidad física, psíquica o sensorial, el Ayuntamiento de Madrid viene participando con las asociaciones más representativas: el Comité Español de representantes de personas con Discapacidad (CERMI), la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA), y la Organización Nacional de Ciegos españoles (ONCE), optando por la incorporación de todas las medidas necesarias para hacer más fácil la movilidad de las personas que por sus condiciones demandan una especial atención. De hecho, Madrid ha sido pionera en permitir el más amplio derecho de uso a los titulares de TEPMR y en incluir a la ONCE.

Deja un comentario