El documental “Ser médico” recoge los 7 valores que deben reunir los profesionales de la Medicina

  • Define los valores esenciales de la profesión médica: voluntad, sacrificio, interés por la investigación, humanidad, excelencia, universalidad y compromiso con los pacientes. Estos valores vienen representados por los Dres. D. Santiago Ramón y Cajal, D. Juan Negrín, D. Severo Ochoa, D. Gregorio Marañón, D. Carlos Jiménez Díaz, D. Jose María Segovia de Arana y D. Luis Buzón.
  • Cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés – Universidad Europea y ha sido dirigido por el Dr. D. Benjamín Herreros.




Voluntad, sacrificio, interés por la investigación, humanidad, excelencia, universalidad y compromiso son los siete valores que debe tener el médico y que están plasmados en el documental “Ser médico”. Este trabajo fue presentado ayer en el Colegio de Médicos de Madrid y ha contado con el apoyo de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y el Instituto de Ética Clínica Francisco Vallés de la Universidad Europea.

“Promover los valores y las virtudes que debe tener un médico para ser un buen médico es el objetivo del documental, realizado, sobre todo, con una función educativa pensando en los más jóvenes, ya que es importante que conozcan aquellas virtudes intrínsecas a la profesión, como el compromiso con el paciente, la voluntad o la búsqueda de la excelencia”, explica el Dr. D. Benjamín Herreros, director del documental y coordinador del Grupo de Trabajo de Bioética de la SEMI.

Para ello, este trabajo asocia cada virtud a un personaje destacado en la historia de la medicina española.




Como ejemplo del primero, la voluntad, se sitúa a la figura del profesor D. Santiago Ramón y Cajal, premio Nobel de Medicina en 1906 y ejemplo de genialidad, tenacidad y perseverancia. “Sin medios y sólo con su capacidad intelectual, su voluntad de estudio y su imaginación revolucionó la ciencia”, subraya el Dr. D. Fernando Bandrés, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

El filósofo y escritor, D. Javier Sádaba apunta que por todo ello “debería conocérsele muchísimo más”. En esta línea, el presidente del Colegio de Médicos de Madrid, el Dr. D. Miguel Ángel Sánchez Chillón, explica que “el ICOMEM, y yo de forma personal, nos hemos propuesto darle el lugar que se merece y estamos trabajando mucho para crear el Museo Ramón y Cajal”.

Otro de los valores destacados en el ejercicio de la Medicina es el sacrificio. “Si quieres una vida fácil, si no estás dispuesto a dar nada más de lo que te piden no es el camino”, afirma la Dra. Dña. Carmen Suárez. Un documento histórico, con la voz del Dr. D. Severo Ochoa, reafirma esta tesis y destaca la figura del Dr. D. Juan Negrín: “Para formarse como médico y acercarse a la excelencia profesional es necesario realizar esfuerzos y sacrificios que sólo darán frutos a largo plazo; Juan Negrín cultivó ambas virtudes en la práctica de la Medicina”.




La investigación es otra característica importante de la profesión médica. Y, en este caso se destaca en el documental la figura del Dr. D. Severo Ochoa que no entendía la Medicina sin investigar y a quien le fue concedido el Premio Nobel de Medicina en 1959 por sus aportaciones sobre el código genético y la síntesis del ácido ribonucleico. “El médico debe investigar, conocer los resultados de la investigación como instrumento para lograr su auténtico fin, solucionar los problemas de las personas”, indica el historiador D. Miguel Ángel Sánchez González.

Sin embargo, si hay un valor destacado por encima de los demás es la humanidad. El enfermo espera además de cualificación médica comprensión y sensibilidad y en “Ser médico” se ensalza la figura del Dr. D. Gregorio Marañón, ya que su obra sintetiza la ciencia y la vocación de servicio. El Dr. D. Eloy Pacho, que también es paciente, destaca que a “los pacientes les gusta que les toquen” y que lo que intenta transmitir a los estudiantes a los que da clase es que “el médico que no es ser humano es un mal médico”. Esta idea es apoyada también por la Dra. Dña. Miriam Sánchez, también paciente: “Lo que esperamos es que te traten bien, te dejen hablar y explicar lo que necesitas”.




La búsqueda de la excelencia también debe guiar al médico y el Dr. D. Carlos Jiménez Díaz no dejó de buscar lo mejor para él y sus pacientes, ya que tras finalizar sus estudios en España de la mano del Dr. D. Santiago Ramón y Cajal completó su formación en Alemania lo que le llevó a modernizar la Medicina Interna y ser el impulsor de las especialidades. “Hay mucho trabajo y mucho sacrificio de muchos compañeros que han dedicado su vida entera para que tengamos un conocimiento y estemos en disposición de dar un servicio al ciudadano”, subraya el presidente del ICOMEM.

En el documental “Ser médico” también se pone de manifiesto la importancia de la universalidad ya que hasta mediados del siglo XX existían enormes desigualdades en la atención de los pacientes. En este afán se destaca el trabajo del Dr. D. José María Segovia de Arana y su equipo por conseguir el acceso a la sanidad de todos los ciudadanos. Además, el sindicalista y también médico, el Dr. D. José María Fidalgo resalta de su labor “la formación de postgrado, a través del sistema MIR, que es la mejor que existe y que debería copiarse”.

El compromiso con los pacientes es otro de los valores que debe definir al médico. Y, en este caso se pone el ejemplo del Dr. D. Luis Buzón quien descubrió en los años 80 el origen de la intoxicación que afectó a más de 20.000 personas en España, el síndrome tóxico por aceite de colza desnaturalizado.

“Es la única profesión que merece la pena”, asegura el director de cine, D. José Luis Garci que también interviene en el documental que refleja la historia de la Medicina a través de sus grandes protagonistas y sus virtudes.

Deja un comentario