Madrid dedicará a propuesta del PSOE un espacio para homenajear a las víctimas del Yak-42

El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado hoy por unanimidad la proposición realizada por el Grupo Municipal Socialista (PSOE) por la que se establecerá un emplazamiento público en Madrid para homenajear a las víctimas del accidente aéreo del Yak-42 en el que 56 militares españoles perdieron la vida.




El concejal socialista Antonio Miguel Carmona, en el Pleno Municipal del mes de febrero, ha presentado una proposición para que la Junta de Gobierno destine, en el plazo de seis meses, un espacio público para homenajear a las víctimas del accidente aéreo del Yak-42, en el que murieron setenta y cinco personas.

“El tiempo no existe para los que lloran a sus muertos. Para los muertos el tiempo no existe”. Con estas palabras ha empezado el edil del PSOE a defender la necesidad de que el pueblo de Madrid se acuerde de los que murieron hace ya 14 años en el Yak-42.




“No defiendo esto solo como concejal, también lo hago como oficial en la reserva del ejército del aire”, ha asegurado. Recuerda que se han formulado muchas preguntas, pero no hay respuestas. “¿Cómo se calla el dolor de aquellos a quienes les dijeron que no tenían derecho a un forense?”, se pregunta y arguye que “no hay mayor dolor que ver a una madre llorar frente al cadáver de su hijo, ese cadáver que luego se demuestra que no es el de su hijo”.

Carmona ha invitado al Pleno a que sea el 26 de mayo cuando “se bautice la calle o se inaugure el espacio público en su homenaje”, puesto que en esa fecha se cumplirán 14 años desde que ocurrió el accidente, “para que no se nos olvide a nosotros, ni a nuestros hijos, porque han pasado 14 años y aún no les hemos rendido ni un homenaje”.




El 26 de mayo de 2003, al regreso de una misión de Afganistan y Kirguistán, el vuelo del Yakolev Yak-42D con 75 personas a bordo, de los cuales 62 eran militares españoles, sufrió un accidente en el que fallecieron todos sus ocupantes.

Como homenaje a su memoria, tal como se ha aprobado en el Pleno, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, determinará, en un plazo de seis meses, el lugar donde estos militares serán recordados.

Deja un comentario