CentroCentro Cibeles acoge hasta el 4 de junio la exposición “El borde de una herida”

  • La muestra reflexiona sobre conceptos como el colonialismo interno, soberanía e inmigración, en el marco del Mediterráneo, desde la crítica y la denuncia.
  • Presenta el trabajo de cerca de medio centenar de artistas y colectivos contemporáneos, con piezas de vídeo, pintura, fotografía, escultura,  performance e instalación.
  • Es una coproducción de CentroCentro Cibeles y el Centro de Arte y Naturaleza, Huesca (CDAN), comisariada por Juan Guardiola.




El borde de una herida. Migración, exilio y colonialidad en el Estrecho es una coproducción de CentroCentro Cibeles y el Centro de Arte y Naturaleza, Huesca (CDAN), comisariada por Juan Guardiola.

La muestra articula una serie de trabajos, proyectos e intervenciones artísticas realizados en el marco geopolítico del Mediterráneo (con especial énfasis en el área del Estrecho y en las comunidades europeas, magrebíes y subsaharianas que lo protagonizan), que reflexionan sobre conceptos como colonialismo interno, soberanía e inmigración a través de una lectura crítica de la Ley de Extranjería.

Como explica el comisario, Juan Guardiola, la exposición cuestiona “las paradojas del concepto de ciudadanía, un estatus o derecho que conlleva un elemento diferencial y exclusivista, pues presenta un privilegio del que carece el ajeno a dicha colectividad, y si bien representa la integración y la igualdad, también implica la desigualdad pues define al sujeto migrante, el ‘ciudadano’ sin derechos que ha forjado la colonialidad”.

La exposición presenta más de medio centenar de piezas –vídeo, pintura, fotografía, escultura, performance e instalación– de artistas y colectivos internacionales, que plantean una reflexión poética y política del viaje del migrante a través de tres secciones: la partida, el trayecto y la llegada al otro lado de la frontera.




Las obras reunidas en la primera sección documentan el actual éxodo subsahariano y magrebí hacia Europa a través del Estrecho, un nodo de tránsito migratorio que ha generado una red prolífica de intercambios, sistemas de información, así como una organización social entre los emigrantes y las poblaciones locales. Por otro lado, plantean como con la “dimensión exterior” de la política europea de fronteras, el Mediterráneo ha dejado de ser la barrera natural pues ésta se ha desplazado al sur de Mauritania, Mali, Níger, Chad y Sudán.

La segunda sección, el trayecto, se centra en la frontera, “a la vez corte y costura, cesura e interfaz, herida y sutura”. Los trabajos de esta sección reflexionan sobre este no-lugar desde la geografía, la barrera artificial, el tránsito físico o las huellas dejadas por el migrante durante su paso por el Estrecho.

Por último, la tercera sección está dedicada a los obstáculos que esperan al migrante en su búsqueda de una vida mejor una vez cruzado el Estrecho. A la negociación continua en torno a la construcción de la identidad y cuestiones como la memoria, el lenguaje, la discriminación, la dificultad de adaptación o la nostalgia de la comunidad exiliada o emigrante.

La exposición se puede ver hasta el próximo 4 de junio en la planta 1 de CentroCentro Cibeles, con acceso gratuito.

Más información en: www.centrocentro.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *