La Mancomunidad del Suroeste de Madrid alerta de la suspensión de los servicios sociales en sus municipios





La Mancomunidad de Servicios del Suroeste insta a la Comunidad de Madrid, como administración competente, a buscar una solución equilibrada y equitativa en la prestación de los Servicios Sociales en sus municipios.

Según explican desde el Ayuntamiento de Batres, integrante de la Mancomunidad, “la causa de esta situación está en la actitud del Ayuntamiento de Cubas de la Sagra (PP) que pretende desvincularse de la Mancomunidad sin hacer frente a la deuda de más de 300.000€ que mantiene con la Mancomunidad, así como en la actuación del Gobierno de Cristina Cifuentes (PP), a quien corresponde por Ley la prestación de Servicios Sociales y que está negociando con el Ayuntamiento de Cubas un convenio específico para dicho municipio”. Para José Ángel Fernández, Alcalde de Batres, “los Servicios Sociales son un derecho, no se negocian”.

Desde el pasado 1 de enero de 2017 las 35.000 personas que residen en los seis municipios que conforman la Mancomunidad de Servicios del Suroeste (Batres, Griñón, Moraleja de Enmedio, Serranillos del Valle, Torrejón de la Calzada y Torrejón de Velasco) además de Cubas de la Sagra, que recientemente ha decidido separarse de la Mancomunidad, no reciben atención de Servicios Sociales, debido a la no renovación de los convenios con la Comunidad de Madrid.




Según la legislación vigente, la prestación de los Servicios Sociales es una competencia exclusiva de la Comunidad de Madrid, si bien, tratándose de municipios de menos de 20.000 habitantes, ésta puede delegar en las Mancomunidades la prestación de los mismos.

Según fuentes del Consistorio, “el origen de esta situación radica en la inviable situación económica en la que se encuentra la Mancomunidad del Suroeste como consecuencia de la decisión del Ayuntamiento de Cubas de la Sagra, que en 2013 decidió desvincularse de la Mancomunidad ya que, según su Alcalde, José Pedro Flores, en su municipio no son precisos los Servicios Sociales de la Mancomunidad porque allí no hay pobres, sin hacer frente a la deuda que mantiene con la misma que, a día de hoy, asciende a más de 300.000 €”.

“Hay que señalar que – explican desde Batres – si bien el Ayuntamiento de Cubas dejó de pagar a la Mancomunidad las cuotas que le correspondían desde el momento en que adoptó la decisión de desvincularse (de ahí la deuda de 300.000 € con la Mancomunidad), lo cierto es que los vecinos de este municipio han venido recibiendo los Servicios Sociales por parte de la Mancomunidad en la sede de la misma sita en Griñón hasta el 1 de enero de 2017 a costa del resto de municipios, que son los que han venido sufragándola”.




Ante esta situación, la Junta Plenaria de la Mancomunidad del Suroeste ha acordado en sesión celebrada el pasado viernes día 13 de enero de 2017, instar a la Comunidad de Madrid “a buscar una solución equilibrada y equitativa para la Mancomunidad de Servicios del Suroeste de Madrid y los pueblos que la componen, solicitando amparo para poder continuar con la prestación de los servicios Sociales”, instando directamente a la Presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes “a resolver la situación planteada, definiendo el modelo de gestión de los Servicios Sociales en nuestros municipios, sin amparar comportamientos insolidarios como el del Ayuntamiento de Cubas de la Sagra”.

El Alcalde de Batres, José Ángel Fernández, ha manifestado en su intervención en la Junta Plenaria de la Mancomunidad que “con las negociaciones y medidas de presión del Ayuntamiento de Cubas y de la Comunidad de Madrid, los únicos perjudicados son los ciudadanos más necesitados de nuestros municipios, entre otros, personas dependientes, mujeres víctimas de violencia de género, personas y familias en riesgo de exclusión social, además de los propios trabajadores de la Mancomunidad, que ven peligrar sus puestos de trabajo”.

Igualmente el Alcalde de Batres ha manifestado que “los Servicios Sociales son  un derecho y no se negocian”, además ha exigido a la Comunidad de Madrid la prestación inmediata de los Servicios Sociales, “asumiendo su responsabilidad como administración competente”.

“Esta situación, provocada por el Ayuntamiento de Cubas de la Sagra, es claramente insolidaria con el resto de municipios que, en un contexto de grave crisis económica, han hecho un enorme esfuerzo en los últimos años para garantizar la viabilidad económica de la Mancomunidad, asumiendo compromisos de pago de las cuotas corrientes así como la reducción paulatina de la deuda pendiente, como ejemplo señalar que el Ayuntamiento de Batres, a día de hoy, se encuentra al corriente de pago del ejercicio corriente, además de haber reducido considerablemente la deuda de años anteriores”, concluyen.

Deja un comentario