El Colegio de Médicos de Madrid lanza un mensaje de tranquilidad a la población ante la gripe





Desde el Colegio de Médicos de Madrid han querido tranquilizar a la población en relación a los casos de gripe notificados en la Comunidad de Madrid. Los datos epidemiológicos indican que, hasta el momento, la incidencia de la gripe es menor que la de 2016.

La gripe se caracteriza por el comienzo repentino de los siguientes síntomas: fiebre, malestar general, dolor de cabeza, dolores musculares. También puede haber tos seca (sin expectoración),  dolor de garganta y en algún caso vómitos y diarrea. Dura alrededor de una semana, aunque la tos y el cansancio pueden prolongarse unas semanas más.

El tratamiento consiste en:

●        Reposo relativo.

●        Beber abundantes líquidos.

●        Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

●        Tomar medicación que mejore los síntomas de la gripe (como medicamentos para bajar la fiebre, el dolor de cabeza…).

●        La gripe está causada por un virus, así que los antibióticos no mejoran los síntomas ni aceleran la curación.

●        No dar aspirina a niños ni adolescentes (podría provocar un síndrome raro pero grave que se denomina Síndrome de Reye).




Las complicaciones de la gripe no son frecuentes y se producen sobretodo en pacientes ancianos, o con enfermedades crónicas. También pueden aparecer en población más joven, aunque son menos frecuentes, salvo que estén inmunodeprimidos o con enfermedades graves.

Los síntomas que nos deben preocupar y que se deben consultar con el médico de familia o pediatra son principalmente: duración de la fiebre más allá de unos 5 días (fiebre es la temperatura por encima de 38º), aparición de dificultad para respirar por la boca (no por congestión nasal), tos con expectoración verdosa y aumento del malestar general. Estos pacientes deben acudir al centro de salud,  donde el médico que le atienda valorará si es necesario que acuda a urgencias hospitalarias o no.




No se debe acudir a urgencias del hospital cuando los síntomas o molestias son las que describimos al principio (fiebre 3-5 días, malestar general, dolor de cabeza, dolores musculares…).

A pesar de que las complicaciones pueden ser importantes, no son tan frecuentes, y el tratamiento se basa fundamentalmente en la toma de analgésicos como el paracetamol, No es necesario que el paciente acuda al médico si los síntomas se limitan a los mencionados (fiebre menos de cinco días, malestar general, dolores de cabeza o musculares, tos o dolor de garganta); deberá guardar reposo relativo, beber abundantes líquidos y tomar paracetamol para la fiebre o los dolores. En los casos en los que los síntomas puedan hacer pensar en una complicación, el paciente debe acudir al centro de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *