UPYD cree que el cierre de Gran Vía “es sólo propaganda del equipo de Carmena”





Durante las Navidades se hizo efectivo el cierre de la popular Gran Vía madrileña, algo que ha dividido a la ciudadanía acerca del resultado o consecuencias de dicho cierre. Los hay que dicen que fue acertado y los que creen que ha sido precipitado y perjudicial. Los primeros, aquellos que entran en el Centro Histórico en transporte público o viven cerca; los segundos, el pequeño comercio y oficinas.

“Cuando se gobierna, se hace para todos los ciudadanos, porque si lo hacemos para un sector creamos desigualdad” exponen desde la Gestora Local de UPYD en Madrid. “Estamos de acuerdo en que hay que reducir el tráfico rodado en el centro de las ciudades al máximo posible, pero denunciamos la falta de planificación y control que se ha hecho en este asunto” declara Rubén Couso, Coordinador Local de UPYD.




En UPYD creen que “sería muy beneficioso la peatonalización de todo el centro histórico limitado por los Bulevares y las Rondas excepto la Gran Vía y de manera planificada, paulatina y controlada”. Comentan que “debería empezar por las calles más pequeñas como se hizo con la Calle Fuencarral, Preciados y barrios como Las Letras o Austrias, para terminar por peatonalizar completamente los barrios inmediatamente superiores e inferiores a Gran Vía”.

“Esta calle [Gran Vía] es un importante eje de comunicación entre el centro y el oeste de las zonas históricas y no debemos cortarla al tráfico rodado si no queremos producir graves problema de circulación como ya ha sucedido en Rondas y Bulevares” comentan desde la formación magenta, “el bloqueo del centro debe ser paulatino de menos a más”.




Según la organización política, la declaración de Manuela Carmena “no es más que otro método de publicidad para estar en medios de comunicación, en boca de los ciudadanos y generar opinión pero -también comentan -esto lo único que hace es generar tensión innecesaria entre los ciudadanos”.

Deja un comentario