CCOO denuncia el despido de dos trabajadores de Orange, uno de ellos con jornada reducida por cuidado de hijos





El sindicato CCOO ha denunciado el despido por parte de la multinacional de telefonía Orange de dos trabajadores, uno de ellos con reducción de jornada para el cuidado de sus hijos.

Para CCOO, lo que ha hecho la dirección de Orange es “un escándalo intolerable que inutiliza cualquier intento de mejorar el bienestar de la plantilla. Toda su campaña sobre el cambio cultural en la empresa no es más que puro marketing y palabras vacías. Cualquiera puede ser despedido”.

Ante esta situación, CCOO ha comunicado al oficial ejecutivo en jefe de Orange España, Laurent Paillasot, su absoluto rechazo “a esta nueva política” y ha adelantado que presentará una protesta en los foros internacionales del Grupo Orange (comité de empresa europeo y mundial). El sindicato también intentará que revisen el certificado ‘EfR’ de empresa familiarmente responsable, recientemente renovado por Orange, puesto que en esta situación “parece un chiste de muy mal gusto”.




Además, CCOO valora acudir a la autoridad laboral para que medie en este conflicto. “No descartamos, por tanto, ninguna acción en defensa del empleo y de la legalidad en Orange y pedimos a la dirección que reflexione y que no desprecie el diálogo social”.

La Sección Sindical de CCOO en Orange afirma que “aunque siempre es lamentable el despido de cualquier persona, la elección de la fecha y de las víctimas hace que en esta ocasión en Orange se hayan alcanzado unas cotas de miseria pocas veces vistas. A pocos días de navidad despiden a un buen trabajador, cumplidor y profesional que, desgraciadamente, no caía bien a su jefe, y a un padre de familia que redujo su jornada laboral para cuidar de sus hijos pequeños, a pesar de que la ley le protege especialmente frente a los despidos injustificados. Así, cuando no se consigue acreditar la causa legal de despido —en este caso, demostrar el bajo rendimiento—, el despido de estas personas además de improcedente es nulo y como tal se obliga al empresario a su readmisión”.

La representación sindical de CCOO en Orange añade que sabía que “en Jazztel se producían despidos ilegales de estos colectivos a los que al final terminaban ofreciendo indemnizaciones mayores para que desistieran de los procesos judiciales. Esto es una inmoralidad y esperamos que el cambio cultural en Orange no sea ese. Ahora más que nunca necesitamos decisiones sensatas en Orange y evidentemente este no es el camino, por lo que no descartamos promover las acciones que consideremos pertinentes para revertir estos despidos injustificados”.

Deja un comentario