La Estrella de la Muerte alcanza ya el 50% de su impresión en 3D





La impresión en 3D de la Estrella de la Muerte, frente a la Puerta de Alcalá, en la plaza de la Independencia de Madrid, ha alcanzado ya el 50% del proceso y se ha prorrogado hasta el 23 de diciembre.

El lado oscuro empezó a imprimirse en Madrid el pasado domingo día 11, donde la mayor impresora 3D del mundo fabrica la Estrella de la Muerte, la estación espacial que aparecía en la primera entrega de “Star Wars” (1977).

Esta impresora se ha construido especialmente para este proyecto en Estados Unidos y posteriormente se ha trasladado a Madrid. La iniciativa es fruto de la colaboración entre el Ayuntamiento de Madrid y The Disney Company Iberia, que tuvo ya su correlato el pasado año con la exposición “Face the force”, que situó en distintas localizaciones de la ciudad ocho réplicas gigantes de los cascos que lucieron los protagonistas de una de las más famosas sagas cinematográficas de la historia.

La Estrella de la Muerte, que refleja fielmente el aspecto de la original, mide dos metros de diámetro y pesa cien kilos. El material del que está hecha es poliéster termoplástico comúnmente conocido como PLA. Para la impresión, se están utilizando cinco bobinas de 25 kilos cada una de PLA.



Los madrileños que quieran acercarse a observar el proceso, podrán ver como la Estrella de la Muerte va generándose dentro de un contenedor transparente de 28 metros cuadrados hasta que alcance su forma final el próximo viernes 23 de diciembre. Además, todos aquellos que se animen a hacerse una foto, pueden compartirla en redes sociales utilizando el hashtag #DeathStarMission

La impresora 3D es entre 10 y 15 veces más rápida que cualquier otra y su instalación está siendo supervisada por su fabricante, el ingeniero Leonard Dodd, que se ha trasladado a Madrid para supervisar todo el proceso. Durante estos días la impresión se realiza ininterrumpidamente y sólo se verá afectada por los trabajos de recalibrado o ajustes puntuales.

Referencia cinematográfica internacional

Esta mítica estación espacial -y arma de destrucción masiva- fue destruida en la primera entrega de “Guerra de las Galaxias” aunque apareció posteriormente en otros episodios en diferentes fases de reconstrucción. En “Rogue One: Una historia de Star Wars” que se ha estrenado el pasado día 15, un grupo de héroes emprende una misión para robar precisamente los planos de la Estrella de la Muerte, un acontecimiento clave en la cronología de Star Wars.

El acuerdo con Disney, que no supone coste alguno para las arcas municipales, se enmarca dentro de la estrategia de acción internacional de la capital española, que se lleva a cabo desde la Coordinación General de la Alcaldía. Dado el impacto mundial que tiene esta saga cinematográfica, la elección de Madrid como escenario para la construcción de la Estrella de la Muerte, es una gran noticia de cara a la promoción exterior de la ciudad, ya que la convierte en una referencia internacional básica en el sector de la cultura y la cinematografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *