El Teatro Español prorroga “La extinta poética” hasta el 23 de diciembre ante el éxito de crítica y público





Ante el éxito de crítica y público obtenido por La extinta poética con texto de Eusebio Calonge y dirección de Paco de la Zaranda, el Teatro Español y Padam producciones han decidido prorrogar la puesta en escena hasta el 23 de diciembre.

La extinta poética se estrenó en el Español el pasado 24 de noviembre y tenía previsto finalizar este domingo 18 de diciembre, pero se prorroga ante las fabulosas críticas obtenidas y por la gran demanda de público que boca-oreja ha transmitido la calidad de un montaje, que ha llevado a colgar el cartel de no hay localidades en varias ocasiones.

La obra sumerge al espectador en un cerrado ámbito de pesadilla cotidiana, donde la única válvula de escape es el humor. Las situaciones se vuelven cómicas en su propia desesperación dejando una reflexión abierta. ¿Tiene algún sentido la belleza en esta época de brutalidad y vacío? La extinta poética se mueve en esa turbulenta frontera entre lo grotesco y lo trágico sin dar respiro y sin dejar indiferente a nadie. Barbitúricos, zapping y gimnasio. Personajes que cambiaron su biografía por un abultado historial clínico… y, en mitad de tanta nada, apenas una pregunta: ¿Qué hace Ofelia en nuestra época? ¿Quién escucha su lamento antes de que se sumerja, definitivamente, en la corriente de la vulgaridad y el tedio?




Un trabajo desgarrador, desde la larga y honda experiencia escénica en las múltiples disciplinas de su elenco, desde el teatro a la danza, de lo sainetero a lo trágico. La abolición de formas establecidas para llegar a la esencialidad de la obra.

La Zaranda, Teatro Inestable de Ninguna Parte, una de las compañías con más proyección internacional y Premio Nacional de Teatro 2010, trabaja en La extinta poética con las actrices Carmen Barrantes y Laura Gómez-Lacueva (Nueve de Nueve), Rafael Ponce, actor y autor, alma mater de la compañía Esteve y Ponce, que tan fructífero recorrido tuvieron en los orígenes de la escena alternativa española, e Ingrid Magrinyà, bailarina de recorrido internacional. El espacio escénico corre a cargo del propio director. El diseño de iluminación es de Calonge y el espacio sonoro lo firmaTorsten Weber.

La Zaranda vive desde hace un tiempo un proceso de apertura que ha hecho que, en esta ocasión, Eusebio Calonge y Paco de La Zaranda hayan trabajado en La extinta poética con artistas escénicos de distintas tendencias, siendo ésta una de las pocas ocasiones en las que dramaturgo y director trabajan con actores fuera de su propia compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *