Carmena y las organizaciones sindicales firman el I Plan de Igualdad entre Mujeres y Hombres de Madrid





La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha firmado esta mañana de miércoles, 14 de diciembre, con las organizaciones sindicales CCOO, UGT, CSIF, CGT, CITAM-UPM, CPPM y CSIT-UP, el I Plan de Igualdad entre Mujeres y Hombres del Ayuntamiento de Madrid y sus Organismos Autónomos, que se pondrá en marcha en enero de 2017 y que tendrá una vigencia de tres años, hasta diciembre de 2019.

Este plan, acordado entre administración y sindicatos, tiene como objetivo “impulsar la igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la institución municipal” y tiene como principios rectores: la gobernanza, la transparencia, la participación y el enfoque de género.

El Plan se estructura a través de dos líneas o bloques generales. Por un lado, la cultura organizacional, desde la que se presentan los objetivos y las medidas dirigidas a la incorporación de la igualdad al trabajo institucional (por ejemplo con la creación de Unidades de Igualdad en todas las áreas de gobierno) y en la comunicación (con una guía de lenguaje inclusivo para que la comunicación no tenga ningún sesgo sexista).

La segunda línea, la organización, está centrada en el enfoque interno, es decir, en las medidas dirigidas al funcionariado relativas al acceso, la promoción, la formación, la igualdad retributiva y el ejercicio de los derechos de conciliación de la vida laboral y familiar, así como la prevención del acoso sexual y por razón de sexo. En total, el plan se compone de 61 medidas.




Para la vigilancia del cumplimiento del plan se constituirá una comisión de seguimiento y evaluación con participación de las organizaciones sindicales firmantes, Gerencia de la Ciudad y el Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo.

Antecedentes
El 23 de diciembre de 2015 se firmó (la alcaldesa y una representación de las organizaciones sindicales CCOO, UGT, CSIF, CGT, CITAM-UPM, CPPM y CSIT-UP) el “Acuerdo sobre actuaciones en materia de Recursos Humanos e impulso a la negociación colectiva” en el seno de la Mesa General de Negociación de los empleados públicos del Ayuntamiento de Madrid y sus Organismos Autónomos. El acuerdo mandataba, en su punto 1.8, a las partes firmantes a iniciar la negociación del Plan de Igualdad para el Ayuntamiento de Madrid y sus Organismos Autónomos antes de la segunda quincena del mes de febrero de 2.016.

Siguiendo este acuerdo, la Mesa de Igualdad se constituyó el 26 de enero de 2.016, formada por representantes de las organizaciones sindicales firmantes, Gerencia de la Ciudad y la Dirección General de Recursos Humanos, a la que sustituyó posteriormente la Dirección General de Relaciones Laborales, y el Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. En esta reunión se presentó la metodología de trabajo y el cronograma con las fases de elaboración del plan, previsto para finales de 2016.

Entre los trabajos de la Mesa cabe destacar: la realización de una formación sobre igualdad o la elaboración del diagnóstico de situación de la igualdad en la plantilla, con unas conclusiones que reflejan las necesidades de igualdad a las que el plan da respuesta. Se ha realizado además, una encuesta sobre la percepción de la igualdad en el Ayuntamiento, en el ámbito exclusivamente laboral, que ha sido la más respondida de las encuestas realizadas a través de AYRE (la intranet municipal) con un total de 1.461 personas, que trasladaron también sus propuestas. En base a este trabajo previo, la Mesa ha elaborado los objetivos y medidas que componen este plan de igualdad que comienza su ejecución en enero de 2017, siendo la primera medida del “Acuerdo sobre actuaciones en materia de Recursos Humanos e impulso a la negociación colectiva” que se materializa.

La elaboración de planes de igualdad “de empresa” es un mandato de la Ley Orgánica 3/2007 para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, conocida como “Ley de Igualdad”, para todas las empresas de más de 250 personas en plantilla, que incluye a las corporaciones locales en su calidad de empleadores, pero su seguimiento ha sido mínimo.

Deja un comentario