Comienza el proceso participativo del Palacio de la Duquesa de Sueca





Por primera vez en dos décadas los vecinos del distrito han podido visitar el Palacio de la Duquesa de Sueca. La Junta Municipal de Centro ha querido invitar a que “todos ellos propongan y definan los usos y equipamientos básicos que debería albergar el inmueble. Después de años de abandono, con el consiguiente deterioro, el Ayuntamiento de Madrid ya está realizando obras para su rehabilitación”.

Qué es lo prioritario

Qué equipamientos de ámbito local son prioritarios para los barrios de la zona sur de Centro, qué tipo de usos se consideran preferentes para el Palacio de la Duquesa de Sueca y otras preguntas en torno al patrimonio público del distrito van a ser debatidas para elaborar un diagnóstico sobre lo que es más necesario en cuestión del uso de este espacio.

Con grupos de trabajo para diagnosticar y decidir

La primera reunión de trabajo, hoy mismo después de la visita (por turnos y en grupos máximos de diez personas por seguridad ante el estado del edificio) en el Centro Cultural de Lavapiés (Olivar, 46) para presentar los aspectos fundamentales de arranque del proceso participativo.




Talleres y grupos de trabajo conforman la metodología de dicho proceso, que está abierta a las modificaciones que los propios participantes consideren oportunas, de forma que sirva para alcanzar los siguientes objetivos a lo largo de los próximos meses:

  • Generar vínculos y lazos entre los vecinos y vecinas que permitan generar comunidad y fortalecer el tejido social.
  • Conocer las dotaciones con las que cuenta el territorio.
  • Detectar las necesidades no cubiertas y priorizarlas.
  • Consensuar una propuesta de usos para el Palacio de Sueca que tenga en cuenta las necesidades de los diferentes actores.

Con esta iniciativa, la Junta Municipal de Centro “quiere crear formas de participación que se adapten a la riqueza y diversidad del distrito, facilitando la construcción de propuestas consensuadas que mejoren la vida en los barrios”. Para el Gobierno municipal, “esta es herramienta fundamental para impulsar la democracia participativa así como el empoderamiento de sus vecinos y vecinas”.

Para mejorar la vida de los vecinos y vecinas

La Junta Municipal de Centro y la dirección general de Patrimonio del área de Gobierno de Economía y Hacienda han abierto hoy las puertas del Palacio para que la ciudadanía conozca lo que hay en su barrio y decidan de manera colectiva. El objetivo es “aprovechar este enorme espacio levantado sobre los muros del arrabal de Madrid para mejorar la vida de los habitantes del distrito Centro, con un histórico déficit dotacional y de servicios”, explican.

Para el Consistorio, “no es la primera vez que el distrito utiliza estos procesos para resolver conflictos o aportar soluciones. La participación en las Mesas de Convivencia de Lavapiés, La Latina, Plaza de Cascorro o Plaza de la Morería se ha convertido en un mecanismo eficaz en la relación gobierno-ciudadanía con el que se han resuelto conflictos, se han alcanzado consensos, y mediante el cual los ciudadanos han participado en la gestión pública y en la toma de decisiones”.

Esta Casa Palacio de 7.200 metros cuadrados ubicada en la zona de confluencia geográfica de los barrios de Sol, Palacio, Embajadores y Cortes (la zona sur del distrito) está catalogado como Bien de Interés Cultural y goza de la máxima protección histórico-artística. Es obra del arquitecto Antonio de Abajo (discípulo de Juan de Villanueva, con el que participó en la construcción del Museo del Prado). A lo largo de su vida, el Palacio ha tenido numerosos usos, desde morada de los jesuitas de la Iglesia de San Isidro, escuela de los hijos de los criados del Palacio Real, residencia de la duquesa de Sueca y esposa de Manuel Godoy (primer ministro de Carlos IV), a cuartel de la Guardia Civil y viviendas.

El abandono parcial y los litigios derivados de su expropiación municipal, ya resueltos, han motivado un acusado deterioro. Pero ahora, con los trabajos de recuperación ya en marcha –a punto de concluir la obra de deconstrucción del cuerpo Este, después de cinco meses y 703.000 euros, y recién iniciada la de consolidación y estanqueidad con un presupuesto de 3,9 millones de euros–, el Ayuntamiento abre a la participación vecinal los usos y equipamientos básicos que debería acoger.

Desde la Junta Municipal se ha realizado una convocatoria abierta a todos los vecinos y vecinas de Sol, Palacio, Embajadores y Cortes –los cuatro barrios que se encuentran dentro del área de influencia geográfica del edificio–, así como a los grupos municipales y a las asociaciones o entidades con presencia en el distrito.

Para recibir más información del proceso y de próximas convocatorias los interesados pueden escribir aprocesosueca@gmail.com

Twitter: www.twitter.com/@proceso_sueca

Facebook: https://www.facebook.com/Proceso_Sueca-1864640530424626/

Deja un comentario